Son 55 los cadáveres de "los desobedientes" en el correccional de Florida

Oficialmente había 31 niños enterrados en el cementerio de la Escuela para Varones Arthur G. Dozier de la localidad de Marianna, en EEUU.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
Son 55 los cadáveres de "los desobedientes" en el correccional de Florida

Son 55 los cadáveres de "los desobedientes" en el correccional de Florida

Son 55 los cadáveres de "los desobedientes" en el correccional de Florida

Son 55 los cadáveres de "los desobedientes" en el correccional de Florida

El reformatorio de Marianna fue el primero de este tipo en Estados Unidos. Fue rebautizado tres veces y estuvo siempre a cargo del Departamento de Justicia Juvenil de Florida, según recuerda la nota publicada por el diario español El País. Ahí encontraron nada menos que 55 cadáveres de niños que fueron internados en un lugar como el que en Mendoza es conocido con el nombre de "Ex COSE".

El País, sigue su relato señalando que ese macabro lugar, que hasta llegó a contar con un cementerio propio en el que oficialmente había 31 entierros, el Estado le cambió el nombre por primera vez en 1914, después de que seis investigaciones legislativas comprobaron que, durante los 13 años anteriores, los niños de Marianna recibían castigos brutales e inapropiados, que eran encadenados y que su alimentación y sus albergues eran paupérrimos. "Especialmente -dice el artículo- los de los chicos negros, a quienes les correspondía trabajar en los cultivos de madera, algodón y hortalizas de la escuela y que eran cedidos para trabajar por temporadas como mano de obra en granjas del pueblo. En 1968 fue llamada Escuela para varones Arthur G. Dozier, en honor a uno de sus exdirectores".

“Había chicos allí que ni siquiera tenían edad para cometer un delito”. Glen Varnadoe fue uno de los primeros familiares que intentó una acción legal contra el Estado para que le devolvieran los restos de su tío, Thomas Varnadoe, quien murió en Marianna el 26 de octubre de 1934, a los 13 años, un mes y una semana después de haber sido enviado al reformatorio por “violación maliciosa de propiedad privada”.

El diario El País, en su dramática historia, cuenta que Thomas y su hermano Hubert, el padre de Glen, habían entrado al patio de la casa vecina para jugar con la máquina de escribir que la dueña de casa tenía en la trastienda. Una semana después del funeral, el superintendente de la escuela envió una carta a la familia para notificar que Thomas había muerto de neumonía. El diario de la escuela, The Yellow Jacket, le dedicó unas líneas en su edición del 3 de noviembre: decían que el chico ya arrastraba una pobre condición de salud y que al sepelio asistió un amplio número de empleados y alumnos de la escuela, entre ellos Hubert. “Mi padre estaba tan avergonzado de haber ido a parar allí que nunca habló de los tratos que recibía en Marianna. Pero es difícil de creer que alguien pueda enfermarse de neumonía entre septiembre y octubre en el clima del sur de Florida”, dice Glen Varnadoe.

Hoy, Marianna vive en la oscuridad de un escándalo acallado a lo largo de los años. La historia completa merece ser leída haciendo clic aquí.

Temas
  • Marianna
  • cadáveres
  • florida
  • EEUU
  • correccional