Siria: Acuerdo para protección de civiles en Homs

Partidarios del régimen y opositores acordaron que mujeres y niños podrán abandonar a partir de mañana la ciudad, que se encuentra sitiada por el conflicto.
Avatar del

dpa

Siria: Acuerdo para protección de civiles en Homs

Siria: Acuerdo para protección de civiles en Homs

Los representantes del régimen sirio y de la oposición reunidos en Ginebra llegaron hoy a un acuerdo para la protección de civiles en la ciudad de Homs, que se encuentra sitiada, según anunció el mediador de la ONU, Lakhdar Brahimi, quien dijo que hubo avances en la discusión sobre los rebeldes detenidos.

Las partes en conflicto, que negocian desde el sábado en forma directa en la sede de la ONU en Ginebra, acordaron que mujeres y niños podrán abandonar a partir de mañana la ciudad vieja de Homs, informó Brahimi en una conferencia de prensa.

Otros civiles "se irán poco después", indicó el mediador. "Ellos (el gobierno) quieren una lista con los nombres de los civiles, para asegurarse de que no sean combatientes armados", explicó.

Fuentes de la oposición en las negociaciones indicaron que temen que los hombres no reciban un salvoconducto para salir de Homs, rodeada por las tropas del gobierno.

Desde hace más de un año la ciudad prácticamente no recibe alimentos ni medicamentos. El mediador internacional indicó asimismo que ambas partes debatían la entrega de ayuda de emergencia para las personas que pasan hambre en Homs.

Brahimi dijo que el gobierno instó a la oposición a que entregue una lista con opositores que se encuentran en manos de grupos armados leales al régimen en todo el país.

Los representantes de los bandos enfrentados se reunieron en una misma sala para negociar, pero en mesas separadas. Los delegados le dirigían siempre la palabra a Brahimi, que mediaba entre ambos grupos.

El argelino pidió compresión por los lentos avances del proceso de negociación, el primero cara a cara que celebran ambas partes desde el estallido del conflicto, en marzo de 2011, y advirtió que actuar con precipitación sólo podría provocar daños.

"Esto es mejor que ir rápido. Si se corre, se puede ganar una hora y a la vez perder una semana", aseguró Brahimi.

Las negociaciones de paz comenzaron el viernes en Ginebra y tienen como objetivo poner fin al conflicto, que ya lleva casi tres años y se cobró la vida de más de 130.000 personas.

La entrega de suministros en Homs y el intercambio de prisioneros eran los temas que Brahimi planeaba acordar lo más rápido posible. El plan de las Naciones Unidas era de esta forma ganar confianza entre las partes para encarar luego un tema más difícil: la formación de un gobierno de transición.

"Extremadamente difícil, pero mejor de lo esperado", resumían este fin de semana la mayoría de los observadores occidentales.

Los representantes del gobierno instaron a alcanzar un acuerdo sobre el acceso de las agencias humanitarias a las ciudades sitiadas antes de negociar el intercambio de prisioneros.

Las delegaciones de ambas partes presentaron listas con miles de nombres de presos, rehenes y desparecidos, según indicó una fuente de las negociaciones a dpa. De llegar a un acuerdo, sería el primer intercambio entre el ejecutivo del presidente Bashar al Assad y los rebeldes que se alcanzaría desde el inicio del conflicto, aunque fuentes diplomáticas señalaron que se necesitará aún mucho tiempo hasta acordar a qué presos liberar.

Hasta ahora el gobierno sólo ha dejado en libertad a presos políticos para que los rebeldes hicieran lo mismo con sus rehenes extranjeros, por ejemplo ciudadanos iraníes o libaneses. Sin embargo, esta vez se negocia la liberación de soldados sirios y civiles cercanos al régimen secuestrados por los rebeldes.

El delegado de la oposición Ahmed Ramadan señaló que Damasco propuso la puesta en libertad de presos políticos de sus cárceles comenzando con un primer grupo de 2.000 antes de inicios de febrero. Activistas aseguran que más de 100.000 civiles han sido arrestados por las fuerzas del régimen desde marzo de 2011, cuando comenzaron las protestas contra el régimen, pero la oposición habla de 200.000 detenidos.

El ministro de Información sirio, Omran Al Zoabi, acusó también a la oposición de secuestrar a miles de personas. "Miles de personas han sido secuestradas por grupos armados en los últimos dos años y la oposición debe proporcionar sus nombres, su estado y asumir la responsabilidad por su bienestar", así como su puesta en libertad, dijo a periodistas en Ginebra.

Se espera que el lunes las dos partes comiencen a debatir una propuesta para la formación de un gobierno de transición, un requerimiento clave del marco de paz fijado en el documento Ginebra 1, acordado por Rusia y Estados Unidos como punto de arranque de las negociaciones de paz. Después habría que elaborar una nueva Constitución y celebrar elecciones libres.

La cuestión estuvo sin embargo a punto de hacer fracasar el encuentro el pasado viernes y el gobierno de Damasco estuvo a un paso de retirarse.

La conferencia de paz arrancó el miércoles en Montreaux, en Suiza, pero las negociaciones directas no comenzaron hasta el sábado en Ginebra.