Sínodo: "Cristo recibe a todos, sin excluir a nadie"

El Sínodo de los Obispos que se celebra hasta mañana en el Vaticano publicó hoy un mensaje de cierre en el que defiende la inclusión de todos dentro de la Iglesia católica.
Avatar del

DPA

1/2
Sínodo: "Cristo recibe a todos, sin excluir a nadie"

Sínodo: "Cristo recibe a todos, sin excluir a nadie"

Sínodo: "Cristo recibe a todos, sin excluir a nadie"

Sínodo: "Cristo recibe a todos, sin excluir a nadie"

 Aunque no hace declaraciones específicas sobre temas delicados como las parejas homosexuales o la situación de los divorciados, el Sínodo de los Obispos que se celebra hasta mañana en el Vaticano publicó hoy un mensaje de cierre en el que defiende la inclusión de todos dentro de la Iglesia católica.

"Cristo quiso que su Iglesia sea una casa con la puerta siempre abierta durante este camino”, afirman en el texto los representantes de la Iglesia.

Y destacan la existencia de diversidad dentro de la misma: "Nosotros, pastores de la Iglesia, también nacimos y crecimos en familias con las más diversas historias y desafíos. Como sacerdotes y obispos nos encontramos y vivimos junto a familias que, con sus palabras y sus acciones, nos mostraron una larga serie de esplendores y también de dificultades".


Este texto no es el documento final del encuentro, sino un mensaje de agradecimiento a las familias, a las que les pide apoyo en el Sínodo que se celebrará el año que viene. El texto de las conclusiones será consensuado esta tarde en Roma y se supone que será una versión reformada de un avance preliminar conocido este lunes.


Los participantes señalan asimismo que han reflexionado "sobre el acompañamiento pastoral y sobre el acceso a los sacramentos de los divorciados en nueva unión", pero no dan más detalles sobre su pensamiento o si en un futuro se les permitiría comulgar.



En su texto, los religiosos reconocen las numerosas dificultades sociales y económicas que enfrentan las familias. "Se asiste así a no pocas crisis matrimoniales, que se afrontan de un modo superficial (...) Los fracasos dan origen a nuevas relaciones, nuevas parejas, nuevas uniones y nuevos matrimonios, creando situaciones familiares complejas y problemáticas para la opción cristiana".



También llaman a los gobiernos y a las organizaciones internacionales a que promuevan "los derechos de la familia para el bien común" ante situaciones de explotación y violencia.



Unos 190 obispos, cardenales y otros líderes de la Iglesia acudieron a pedido del papa Francisco para analizar la forma en que las enseñanzas católicas pueden conciliarse con el modo de vida actual.



El texto no hace ninguna alusión a los homosexuales, después de que el informe provisional conocido el lunes -en el que se señalaba que tenían "virtudes y cualidades" que ofrecer a la comunidad cristiana- generara una dura reacción de las fuerzas más conservadoras.



La carta de hoy fue aprobada por 158 de los 174 participantes que votaron, indicó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.



No se espera que las conclusiones de esta tarde, que según Lombardi probablemente se hagan públicas, sean definitivas. Servirán de base para un segundo Sínodo el año próximo, que presentará a Francisco una serie de propuestas para su aprobación.



El Sínodo, que comenzó el 5 de octubre, será clausurado mañana tras la beatificación del papa Pablo VI (1963-1978). El pontífice es recordado por encabezar el reformista Concilio Vaticano Segundo, pero también por su rechazo a cualquier forma de control artificial de la natalidad.