Ropa, lentes de sol y masajes: la polémica lista de artículos personales de lujo que el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, rechaza pagar de su sueldo

Uno de los artículos más caros citados en la investigación son unos lentes de sol de la firma Carolina Herrera valorados en casi US$3.000.
Avatar del

BBC Mundo

1/2
Ropa, lentes de sol y masajes: la polémica lista de artículos personales de lujo que el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, rechaza pagar de su sueldo(Reuters)

Ropa, lentes de sol y masajes: la polémica lista de artículos personales de lujo que el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, rechaza pagar de su sueldo | Reuters

Ropa, lentes de sol y masajes: la polémica lista de artículos personales de lujo que el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, rechaza pagar de su sueldo(Reuters)

Ropa, lentes de sol y masajes: la polémica lista de artículos personales de lujo que el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, rechaza pagar de su sueldo | Reuters

 El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, está en el centro de la polémica tras publicarse un listado de bienes y artículos personales de lujo por valor de US$40.000 que, según medios locales, disfrutó el año pasado con cargo a las arcas del Estado.

El periódico Nuestro Diario informó que entre esos productos hay ropa deportiva, masajes, vitaminas, botellas de whisky, champús o flores.

Pero uno de los artículos más caros citados en la investigación son unos lentes de sol de la firma Carolina Herrera valorados en casi US$3.000.

Morales, que es el presidente mejor pagado de América Latina con un sueldo mensual de casi US$20.000, rechazó tener que responsabilizarse de estos pagos.

"Yo no ando viendo esos gastos, yo no tengo que pagarlos de mi salario (...). A mí me entregan ese par de lentes, ¿usted cree que yo ando buscando ese tipo de compras?", respondió visiblemente molesto este lunes ante preguntas de periodistas.

Los artículos fueron pagados con una partida presupuestaria de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), por lo que dicha entidad deberá responder ante la Contraloría General de Cuentas (CGC), que ya anunció que pedirá el reintegro del dinero.

Para cuidar su imagen

El presidente "no le solicitó nada de esto a la SAAS", según dijo el vocero presidencial, Heinz Heimann, quien justificó que el gasto de más de US$2.000 dólares en ropa deportiva fue para atender una invitación del embajador de Estados Unidos "a jugar tenis".

El titular de la SAAS, Orlando Ramírez, fue citado este miércoles por diputados para esclarecer los gastos y confirmó que el presidente Morales "no tiene ni idea" de las polémicas compras sufragadas con dinero público.

Ramírez calificó los gastos como "imprevistos" y aseguró que "entra dentro de logística proveerle lo que sea (al presidente) para sus actividades" y para cuidar su imagen.

"Los anteojos se compraron porque estamos hablando de quien representa al país (...). Tenemos que tener la imagen presidencial a un nivel (alto)", declaró Ramírez, quien añadió también que esta compra se realizó porque Morales "no leía bien".

Sobre los masajes, Ramírez afirmó que fueron pagados "por estrés" y "problemas del nervio ciático" que sufre Morales.

Reintegro de compras sin justificación

Por su parte, la CGC anunció que está en marcha una investigación y que la SAAS deberá reintegrar el importe de las compras hechas sin justificación, ya que no comparten el criterio "de que esos gastos deban asumirse con fondos públicos".

Según un informe provisional de cargos, los gastos a reintegrar identificados ascienden ya a más de US$27.000.

"Si el señor presidente necesita algún artículo, se puede coordinar la logística de comprárselo, pero que cuando él llegue a las oficinas, proceda a reintegrar el dinero", dijo el representante de la CGC, César Elías.

Derechos de autor de la imagenAFPImage captionGuatemala es uno de los países más pobres de América Latina.

La SAAS aseguró que asumirá cualquier tipo de responsabilidad.

"Si fue nuestro error lo vamos a asumir, sea lo que sea, lo que diga la Contraloría", dijo Ramírez.

La plataforma anticorrupción Justicia Ya calificó los gastos de injustificables. "Incluso se compró caramelos de menta con dinero público", subrayó el grupo.

La noticia causó indignación en Guatemala, un país en el que más de la mitad de su población vive bajo el umbral de la pobreza, la mitad de los menores de cinco años sufre desnutrición crónica y el salario mínimo mensual apenas supera los US$400.

El año pasado, Morales fue acusado de recibir un sobresueldo mensual por parte del ejército por un monto total de más de US$60.000, y que tuvo que devolver tras el requerimiento de la CNC.