Renunció ministro británico por emplear a una inmigrante ilegal

Se trata del ahora ex titular de Migraciones, Mark Harper. El funcionario tenía como empleada a una extranjera que no contaba con permiso para trabajar.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
Renunció ministro británico por emplear a una inmigrante ilegal(The Associated Press)

Renunció ministro británico por emplear a una inmigrante ilegal | The Associated Press

Renunció ministro británico por emplear a una inmigrante ilegal(The Associated Press)

Renunció ministro británico por emplear a una inmigrante ilegal | The Associated Press

En una gran paradoja, el ministro de Migración del Reino Unido, Mark Harper, tuvo que renunciar a su cargo este sábado luego que se descubriera que una de sus empleadas domésticas era una residente ilegal. Esto ocurre en medio de una política antiinmigratoria más dura tomada por el gobernante Partido Conservador.

Los voceros del Primer Ministro británico, David Cameron, emitieron un comunicado de prensa en el cual anunciaron la renuncia de Harper y explicaron que el entonces funcionario desconocía la situación legal de su empleada, aunque el Jefe de Gobierno le aceptó la renuncia.

Además, se difundió una carta escrita por el propio Harper, en la cual el ex ministro explicó que en el año 2007 había verificado el pasaporte y la documentación de su empleada, cuyo nombre no trascendió, para verificar si tenía autorización para trabajar en el país europeo. Sin embargo, indicó que el jueves pasado, las autoridades migratorias revelaron que la mujer no posee permiso de trabajo.

En el texto, Harper señaló: "Aunque cumplí con la ley todo el tiempo, considero que como ministro de Migración, que está buscando una ley en el parlamento que endurezca nuestras leyes migratorias, me obligo a observar un estándar más alto que lo que se espera de otros".

El ex funcionario hizo referencia al impulso de Cameron y el ala más derechista del Partido Conservador para que el Parlamento británico apruebe una serie de medidas drásticas que tengan como fin endurecer los controles para combatir la inmigración no autorizada, según recordó la agencia estadounidense AP.

Harper estuvo varias veces en el ojo de la polémica. Durante un tiempo, el ministerio de Migración puso en circulación una camioneta que patrullaba las calles de Londres advirtiendo a los migrantes cuyas visas habían expirado "irse a casa o enfrentarse a ser arrestados". El vehículo, adornado con unas enormes esposas, fue retirado debido a las críticas.

Además, fue duramente criticado cuando le dijo a un iraquí que solicitó asilo varias veces de que sus múltiples intentos por quedarse en Gran Bretaña eran "ridículos" y que debería salir del país.