Mundo Shock político en el vecino país

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción

Los tres jueces votaron a favor de la sentencia contra el expresidente en el caso de su lujoso triplex de Guarujá. Aumentaron la pena a 12 años y un mes de prisión. Su candidatura presidencial, en vilo.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/5
Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción(BBCMundo / Reuters)

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción | BBCMundo / Reuters

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción(BBCMundo / Reuters)

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción | BBCMundo / Reuters

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción

Ratifican y amplían la condena a Lula por corrupción

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado por unanimidad por corrupción, luego de que los tres camaristas del tribunal regional de Porto Alegre confirmaran la sentencia dictada por el juez Sérgio Moro contra el líder de la oposición y favorito en las encuestas para los comicios de octubre. 

Los tres jueces del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región de la ciudad de Porto Alegre ratificaron la sentencia del magistrado Sérgio Moro contra el ex mandatario por haber recibido un apartamento en un balneario a cambio de favorecer a la constructora OAS en contratos con Petrobras 

"Hay pruebas por encima de lo razonable de que el expresidente fue uno de los principales articuladores, si no el principal, del esquema de sobornos en Petrobras", resaltó el magistrado relator de la causa, João Pedro Gebran, al ratificar el fallo del juez federal de primera instancia Sergio Moro, a cargo de los casos relacionados con la Operación Lava Jato, que reveló la trama de corrupción enquistada en la petrolera estatal. 

En su justificación para el aumento del castigo de prisión de 9 años y medio a 12 años y 1 mes, el magistrado dijo que, por haber ocupado la presidencia, la culpabilidad del expresidente es "extremadamente elevada". Según el magistrado, en su condición de principal mandatario del país fue tolerante y beneficiario con la corrupción en Petrobras, lo que fragilizó no sólo a la petrolera estatal, sino también la estabilidad democrática brasileña.

El juez Paulsen, el segundo en hablar durante la audiencia de este miércoles, señaló que la participación de Lula da Silva en el esquema de desvíos de fondos en Petrobras es "inequívoca".  


El juez estrella de la megacausa por corrupción, Sérgio Moro, condenó a Lula en julio de 2017 en primera instancia a nueve años y medio de cárcel por haber aceptado la reforma de un lujosos departamento que tenía previsto comprar en Guarujá, en la costa de San Pablo, a cambio de favorecer a la constructora OAS en sus negocios con la petrolera estatal Petrobras.

El caso de Lula polariza a todo Brasil desde hace meses. Un 36 por ciento de los electores quieren verlo otra vez en el palacio presidencial, mientras que un 38 por ciento lo rechazan.

Qué ocurre con la detención

La instancia de hoy abre un laberinto de recursos jurídicos, por lo cual Lula no quedará inmediatamente detenido.

Según consideró el juez Paulsen, esto debe ocurrir "una vez terminados todos los recursos en la segunda instancia", es decir, sin esperar al fallo de la corte suprema, luego de que la Cámara de Apelaciones de Porto Alegre logró mayoría para aumentar de 9 a 12 años la reclusión del líder opositor brasileño.  

Qué pasa con su candidatura

La confirmación de la condena emitida en el marco de la megacausa "Lava Jato" podría inhabilitar a Lula como candidato presidencial en virtud de la ley de "Ficha Limpa" ("Expediente Limpio"), aunque no estaba inicialmente claro cuándo se aplicará esa norma.

Los abogados de Lula han anunciado que también apelarán contra la medida. La decisión definitiva la tomaría un tribunal electoral.

Decenas de miles de seguidores del ex presidente se congregaron en Porto Alegre, en el sur del país, para protestar contra el juicio. Las calles aledañas a la corte contaban con un enorme despliegue de seguridad para evitar posibles disturbios.