Rajoy deja también las riendas del PP: "Es lo mejor"

El destituido presidente del gobierno español renunció a la presidencia del Partido Popular, la cual ostentaba desde 2004. "Es lo mejor para el PP, para mí y para España", dijo entre lágrimas.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
Rajoy deja también las riendas del PP: "Es lo mejor"

Rajoy deja también las riendas del PP: "Es lo mejor"

Rajoy deja también las riendas del PP: "Es lo mejor"

Rajoy deja también las riendas del PP: "Es lo mejor"

 El conservador Mariano Rajoy anunció hoy que dejará la presidencia de su Partido Popular (PP) tras ser destituido el viernes como jefe del Gobierno español y relevado en el cargo por el socialista Pedro Sánchez, que ya comenzó a perfilar un nuevo Ejecutivo dominado por mujeres en los puestos clave.

La decisión de Rajoy, presidente del PP desde 2004, se conoció en medio de una gran expectativa por su posible paso al costado para permitir la renovación del partido, que viene perdiendo apoyo por diversos escándalos de corrupción en una crisis que culminó el viernes con la moción de censura que cambió el Gobierno.

"Ha llegado la hora de poner punto y final a esta etapa", explicó Rajoy tras una reunión con la cúpula del PP en Madrid. "El PP debe seguir avanzando con otro líder. Es lo mejor para el PP y para mí y creo que también para España. Lo demás no importa nada", añadió con voz quebrada y al borde de las lágrimas: una imagen inusual.

El político de 63 años hizo su larga carrera política en la formación que llevó al Gobierno desde 2011 hasta su destitución el viernes. Una semana antes se habían conocido duras condenas a implicados en el caso "Gürtel", una de las mayores tramas de corrupción en la historia reciente de España vinculada a empresarios y ex líderes del PP.

El goteo de escándalos entre antiguos líderes del partido, la puesta en duda de la credibilidad del propio Rajoy en la sentencia del caso y el desgaste por otros temas como la crisis secesionista en Cataluña sacudieron las bases del Gobierno y del PP, amenazado además por el auge de otro partido de centroderecha como Ciudadanos.

La renuncia de Rajoy fue tomada por eso por sus rivales como un paso obligado, no como una decisión. Así lo vio Pablo Iglesias, líder del partido izquierdista Podemos, que sin embargo matizó: "Con todo, se retira un político elegante e inteligente que sabía escuchar. Fue un honor ser su rival y combatirle políticamente. Se ganó mi respeto".

El sucesor de Rajoy se definirá en un congreso extraordinario del partido que podría celebrarse en julio.

En la prensa comenzó ya el baile de candidatos a liderar el PP y a asumir el reto de renovarlo: Soraya Sáenz de Santamaría (ex "número dos" de Rajoy), María Dolores de Cospedal (su rival interna en el PP y ministra en funciones) o Alberto Núñez Feijóo (presidente regional de Galicia) aparecieron como los más mencionados.

Mientras el PP busca reorganizarse, Sánchez avanzó en la formación de un gabinete que se presentará oficialmente mañana miércoles y estará integrado por miembros de su Partido Socialista Obrero Español (PSOE), incluyendo diversas figuras de peso y mujeres al frente de las carteras clave.

Los medios dieron por hecho que Carmen Calvo, ministra de Cultura con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011), asumirá como única vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad. Política respetada, Calvo negoció el año pasado la intervención del Estado en Cataluña durante la crisis independentista en la región.

Fuentes socialistas adelantaron también a la prensa a María Jesús Monteiro como ministra de Hacienda, Nadia Calviño como ministra de Economía, Teresa Ribera en Medio Ambiente y Meritxell Batet en Administraciones Públicas.

La crisis en Cataluña, principal desafío para Madrid, se reflejará en el nuevo Gobierno con otra figura de alto perfil: el catalán Josep Borrell, ex presidente del Parlamento Europeo y referente del antiindependentismo, será al parecer ministro de Exteriores.

Pedro Sánchez, de 46 años, se convirtió el viernes en el primer presidente del Gobierno español que llegó al cargo por una moción de censura, apoyada en su caso por partidos de izquierda y nacionalistas. En los comicios de 2016 había obtenido el peor resultado electoral en la historia del PSOE.

Antes de comunicar su renuncia a la presidencia del PP, Rajoy criticó hoy con dureza el mecanismo usado por Sánchez para destituirlo y el panorma de incertidumbre que abre su Gobierno en minoría.

"Alguien que no ha ganado las elecciones nunca es ahora presidente del Gobierno", advirtió el ex mandatario, que acusó al socialista de acompañarse de "independentismo sectario y grupos populistas". "Este estigma acompañará a este Gobierno desde el primer momento de su existencia y hasta el final", sentenció Rajoy.

Fuente: Dpa