Publicidades de la moda, las más prohibidas

Son, precisamente, las que no se olvidan. Un diario mexicano hizo un compendio imparable. Compartimos algunas en esta nota.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/9
Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Publicidades de la moda, las más prohibidas

Calvin Klein, Benetton, Diesel, Yves Saint Loren, DKNY son algunas de las muchas firmas asociadas al mundo de la moda que lideran el curioso ranking de ser las dueñas de las publicidades más provocadoras y, por lo tanto, prohibidas en el mundo.

De a una resultan impactantes. Pero no hay comparación con la colección de imágenes que realizó el diario mexicano El Universal: explosivo. Señala en su nota sobre el particular que "la visión del cuerpo, la piel, el éxtasis de tener un producto, el juego de vestir y desvestir, todo hace que cada temporada la sensualidad tome un papel importante y a veces ´incorrecto´".

Y agrega: "¿De buen o mal gusto? ¿Correctamente censurada o no? Cada campaña provocativa cuenta su propia historia, y nosotros te mostramos algunas que, a pesar del tiempo, no se han olvidado".

Los casos más emblemáticos:

Una chica mostrando el pecho ante una cámara de seguridad o una mujer tomando una foto de su cuerpo por debajo de la ropa. Así fue la campaña de 2010 titulada "Smart may have the brains but stupid has the balls" (El inteligente posiblemente tiene cerebro, pero el estúpido tiene pelotas). A muchos les pareció una forma de mostrar el atrevimiento de las nuevas generaciones, otros lo censuraron y prohibieron incluso que circulara en ciertos países por mostrar "conductas inapropiadas".

Los religiosos son quienes prohibieron que en Francia, su país de origen, esta marca divulgara la campaña en 2005. Con un grupo de modelos vestidos con sus prendas, pretendieron representar una escena moderna de La Última Cena.

Pornográfica es el adjetivo que se ganó la campaña de 2010 de esta marca, que sin importar las quejas y las censuras en algunas ciudades, sigue utilizando el erotismo para mostrar la ropa de caballero cada temporada.

El hecho de que unas mujeres aparecieran inhalando un vestido blanco fue razón suficiente para que se dijera que la marca invitaba al consumo de drogas. El escándalo fue en 2007.

Ustedes juzguen si el diseñador podría defenderse de quienes lo censuraron por hacer referencias explícitas en sus imágenes. Para lanzar su primera fragancia masculina, las fotos mostraban a mujeres desnudas con el frasco. El mensaje era: "La fragancia que te llevará al lugar donde todos los hombres quieren estar".

En 1992, la campaña mostraba a una persona muriendo de VIH, el punto delicado es que el enfermo tenía una semejanza con la imagen que se tiene de Jesucristo. Fue repudiada.

En 2012 también lanzó Unhate, donde mostró a líderes besándose en la boca.

Apenas hace unas semanas esta marca causó revuelo por poner maniquíes sin rasurar en sus aparadores de Nueva York. La historia no es nueva, en Reino Unido sus campañas han sido denunciadas con frecuencia por mostrar modelos en roles claramente sexuales. Ellos, descaradamente, dicen que la intención es causar revuelo mediático.

Aquí, la nota original.