Parálisis por la tormenta helada en Washington y Nueva York

La empresa que administra la circulación de trenes, Amtrak, también canceló la operación de diversas vías. Casi no hay actividad.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
Parálisis por la tormenta helada en Washington y Nueva York

Parálisis por la tormenta helada en Washington y Nueva York

Parálisis por la tormenta helada en Washington y Nueva York

Parálisis por la tormenta helada en Washington y Nueva York

Una espesa capa de nieve recubría el jueves parte importante del este de Estados Unidos, como consecuencia de una tempestad que paralizó parcialmente a Washington y Nueva York y dejó escuelas y oficinas públicas cerradas, buses atascados y tránsito imposible.

Se trata de un invierno particularmente duro en esta región del país, y de acuerdo con la prensa estadounidense unas 800.000 viviendas y empresas quedarán sin electricidad el jueves, especialmente en el este y el sudeste del país.

El sitio web especializado Flightaware informó que más de 4.500 vuelos fueron cancelados el jueves en la mañana desde o hacia Estados Unidos, además de los 3.700 que habían sido suspendidos el miércoles.

La empresa que administra la circulación de trenes, Amtrak, también canceló la operación de diversas vías.

En el centro de Washington, la circulación era en la mañana de este jueves extremadamente difícil por la cantidad de nieve acumulada por la precipitación durante la noche, de más de 30 centímetros.

Las principales avenidas de la ciudad estaban prácticamente vacías, y los raros transeúntes que trataban de llegar a sus trabajos debían enfrentar penosamente enormes amontonamientos de nieve y caminar lentamente por el medio de la calle para evitar las veredas intransitables.

Todas las escuelas de la región y la absoluta mayoría de las oficinas públicas ya habían alertado en la noche del miércoles que no abrirían sus puertas este jueves. En la mañana, la mayoría del comercio también se encontraba cerrado.

Como consecuencia de la tempestad, el vicepresidente Joe Biden canceló una visita a Maryland, contiguo a Washington, y la Casa Blanca suspendió la conferencia de prensa diaria.

En Nueva York, donde el jueves proseguía la Fashion Week, los camiones recolectores de nieve circularon sin cesar durante toda la noche, pero en la mañana la cantidad de nieve acumulada llevó al alcalde Bill de Blasio a recomendar a los neoyorquinos a dejar sus automóviles en casa y limitar sus desplazamientos a lo indispensable.

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS) había alertado en los últimos días la proximidad de un "domo gigantesco" de corriente de aire frío proveniente del Ártico y que se instalaría sobre una parte de Estados Unidos creando una "tempestad glacial" capaz de "paralizar" varios Estados.

El NWS llegó a adelantar un consejo a aquellos audaces que pretendían viajar en automóvil: "si precisa salir a la ruta, incluya una linterna extra, y deje agua y alimentos en el interior del vehículo", sugiriendo la posibilidad de largos períodos atascados en la nieve o el hielo.

Temas
  • tormenta
  • Hielo
  • EEUU
  • nueva york