Obama, feliz por apoyo republicano en ley de migrantes

"No voy a prejuzgar lo que llegue a mi mesa", dijo Obama en entrevista con la cadena CNN, en referencia a la propuesta opositora.
Avatar del

DPA

1/2
Obama, feliz por apoyo republicano en ley de migrantes(CNN)

Obama, feliz por apoyo republicano en ley de migrantes | CNN

Obama, feliz por apoyo republicano en ley de migrantes(CNN)

Obama, feliz por apoyo republicano en ley de migrantes | CNN

l presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo hoy que está dispuesto a ser flexible para negociar con los republicanos una reforma migratoria, incluso aunque la propuesta de la oposición no contenga la vía a la ciudadanía que él venía demandando hasta ahora.

"No voy a prejuzgar lo que llegue a mi mesa", dijo Obama en entrevista con la cadena CNN.

El jueves, los congresistas republicanos, que dominan la Cámara de Representantes que tiene en estos momentos la clave para el éxito o fracaso de una reforma migratoria, anunciaron sus "estándares para una reforma migratoria".

En el documento dicen que apoyarán alguna forma de legalización de los más de 11 millones indocumentados que hay en el país. Pero rechazan que se llegue a garantizar una vía para poder obtener la ciudadanía, condición que hasta ahora era considerada como innegociable por la Casa Blanca.

"No habrá un camino especial a la ciudadanía para los individuos que violaron las leyes migratorias de la nación", subraya el texto republicano.

En la entrevista, un cuidadoso Obama puntualiza que sigue pensando que no ofrecer la meta de la ciudadanía -tras un largo y condicionado camino de hasta 13 años, según la propuesta ya aprobada el año pasado en el Senado- podría provocar "dos clases de personas" en el país, una suerte de ciudadanos de segunda categoría que le cuesta aceptar, dijo.

Aun así, dijo sentirse "alentado" por las declaraciones a favor de buscar una solución migratoria del líder republicano en el Congreso, John Boehner, y consideró que las posturas de la oposición y los demócratas no son necesariamente tan distantes.

"Si (Boehner) propone algo que diga de inmediato: no se va a deportar a la gente, las familias no van a ser separadas (...) y luego hay un proceso normal para acceder a la ciudadanía, no estoy seguro cuán diferentes son nuestras posiciones", dijo conciliador.

No obstante, su portavoz, Jay Carney, subrayó hoy tras la emisión de la entrevista que la posición de la Casa Blanca sigue siendo que en una legislación final debe haber una vía hacia la ciudadanía.

Ese principio "no ha cambiado", sostuvo Carney.

En conversación con periodistas, el congresista demócrata Luis Gutiérrez, uno de los más ardientes defensores de la reforma migratoria en el Capitolio, saludó pese a las diferencias la iniciativa republicana como un "excelente punto de partida" que requerirá sin embargo de mucho trabajo y compromisos de las dos partes.

La publicación de los "estándares" es un "excelente punto de partida porque dice que no ve un 'camino especial' (a la ciudadanía), no dice 'no a un camino' (...) es un buen comienzo pero estamos lejos del final", consideró Gutiérrez.

"Nadie dice que hayamos renunciado a la ciudadanía", de lo que se trata es de analizar los "mecanismos para llegar a ella", puntualizó y recordó que, con un Congreso donde cada partido domina una cámara, "tenemos que darnos cuenta de que la única manera es que vamos a lograr esto es de forma bipartidista", lo que exigirá "concesiones" de las dos partes, insistió.

El congresista republicano Mario Díaz-Balart, uno de los que más se han implicado en la reforma migratoria pese a la oposición del sector más conservador de su partido, se mostró también optimista tras el paso dado la víspera por la cúpula de su partido.

"Creo que vamos a conseguir esto", dijo. "Tenemos una oportunidad histórica (de lograrlo) en este Congreso", afirmó, si bien subrayó que los demócratas no pueden obviar la preocupación republicana por que se cumplan de verdad las medidas para reforzar la seguridad fronteriza que según la oposición es requisito previo absoluto a cualquier paso hacia la legalización de indocumentados.

Temas
  • EEUU
  • Obama
  • migrantes
  • republicanos
  • CNN
  • desocupados