Murió el paraguayo Efrén Echeverría, "maestro del arte" y tesoro vivo

"Sufría del corazón y estaba medicado" dijo su esposa, Magdalena Cantero, a la emisora 970 AM de Asunción, la capital del país.
1/2
Murió el paraguayo Efrén Echeverría, "maestro del arte" y tesoro vivo

Murió el paraguayo Efrén Echeverría, "maestro del arte" y tesoro vivo

Murió el paraguayo Efrén Echeverría, "maestro del arte" y tesoro vivo

Murió el paraguayo Efrén Echeverría, "maestro del arte" y tesoro vivo

 El músico, compositor y recopilador popular paraguayo Efrén Echeverría murió hoy en un hospital de la ciudad de Luque, vecina a Asunción, a los 86 años de edad, informó su familia.

"Sufría del corazón y estaba medicado" dijo su esposa, Magdalena Cantero, a la emisora 970 AM de Asunción, la capital del país.

Efrén Echeverría estaba considerado como un patrimonio cultural de los paraguayos, que en el año 2007 lo distinguieron con el premio "Maestro del Arte" por el Cabildo, como reconocimiento a su aporte cultural y promoción de manifestaciones artísticas nacionales.

Ese mismo año, Echeverría también recibió el premio "Tesoros Humanos Vivos", consistente en una medalla de oro y dinero en efectivo, concedido por la Comisión Nacional Paraguaya de Cooperación con la Unesco.

La municipalidad de Asunción lo declaró "Ciudadano Ilustre" y el norteño municipio de San Pedro, donde nació en 1932, lo nombró "Hijo Dilecto", a la vez que la Cámara de Diputados le otorgó, en 2016, la Orden Nacional al Mérito.

Efrén Echeverría se destacó por su particular estilo de ejecutar la guitarra, rasgueando y punteando al mismo tiempo, estilo que aprendió ante la necesidad de sobrevivir en momentos difíciles de su vida en los que no podía contar con acompañantes.

También era reconocida la particular afinación de la guitarra, en la nota Sol Mayor para las tres primeras cuerdas del instrumento y que era conocida como "la afinación del diablo". Una vez, Echeverría contó que esa afinación se la enseñó su hermano.

Su situación económica no fue nunca holgada y en los últimos años llegó a rematar sus guitarras para solventar los gastos de la enfermedad cardíaca que padecía y que hoy le causó la muerte.

Varios referentes de la música y la cultura de Paraguay lamentaron la muerte de Echeverría y destacaron que deja un legado cultural muy valioso para el país.

La prestigiosa concertista de guitarra Berta Rojas calificó a Echeverría como "un creador de excelencia que enriqueció la música paraguaya con un sonido único y magníficas composiciones".

"Toda la tierra paraguaya cabía en su guitarra. Mi admiración hacia su figura musical no tiene límites" agregó Rojas.

El también músico José Villamayor expresó que Echeverría "deja su música y su técnica, un legado con un valor inmenso". "Su estilo nos muestra el camino de la innovación y de cómo uno debe estar en constante transformación", señaló.