México, cerca de ser el tercer país en legalizar la marihuana

La propuesta fue presentada por la senadora y ex jueza de la Corte Suprema de Justicia Olga Sánchez Cordero en nombre del partido del presidente electo de centro-izquierda Andrés Manuel López Obrador, que asume en menos de un mes y cuyo bloque legislativo cuenta con mayoría en ambas cámaras del Congreso.

Avatar del

dpa

México, cerca de ser el tercer país en legalizar la marihuana

México, cerca de ser el tercer país en legalizar la marihuana

México se puso hoy en camino de convertirse en el tercer país del mundo en legalizar la marihuana, después de Canadá y Uruguay, con una iniciativa de ley que tiene fuertes perspectivas de ser aprobada.

La iniciativa propone permitir el cultivo de hasta 20 plantas de marihuana en casas y crear cooperativas de producción de dos a 150 socios para consumo personal, además de autorizar la venta comercial bajo regulación y fumar en espacios públicos.

No sólo fija reglas para el consumo, producción y venta para consumo personal, sino también para el farmacéutico, terapéutico e industrial. La venta comercial será gravada con impuestos, se prohíbe la publicidad y se sancionará la venta a menores.

"El modelo que se propone impulsar es el modelo de regulación legal estricta; es decir, el punto medio entre prohibición absoluta y libre mercado", dice el texto elaborado por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Aunque la marihuana no es el mayor negocio de los violentos cárteles de las drogas, Sánchez Cordero enmarcó la propuesta de ley en un esfuerzo más amplio del futuro Gobierno, que entra en funciones el 1 de diciembre, para pacificar el país.

"Es momento de cambiar, a través de todos los mecanismos institucionales que tengamos a nuestro alcance, para construir la paz en nuestro país", dijo. "No queremos más muertos".

Sánchez Cordero, futura ministra del Interior, señaló que más de 240.000 personas fueron asesinadas en México en la última década, que hay casi 40.000 desaparecidos y que miles de mujeres y niños son usados como "carne de cañón" por los cárteles.

"Estos números son inaceptables y justifican replantear la política de drogas en nuestro país", señaló. "Estamos listos para estar a la altura de las discusiones a niveles internacionales".

El proyecto, que debe ser discutido en comisiones antes de pasar al pleno del Senado, contempla la creación de un Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis, como organismo público encargado de establecer las reglas y vigilar su cumplimiento.

En México muchos sectores han propugnado en los últimos años por la legalización de la marihuana, aunque otros como la Unión Nacional de Padres de Familia expresaron su rechazo.

La Suprema Corte de Justicia sentó jurisprudencia hace unos días al declarar inconstitucional la prohibición absoluta, tras revisar cinco juicios de amparo. Sin embargo, la ley general de salud todavía lo prohíbe.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) del presidente saliente Enrique Peña Nieto presentó hoy también una iniciativa para eliminar esa restricción.

En 2014, Uruguay fue el primer país del mundo que autorizó la producción y venta de cannabis bajo regulación estatal. Canadá permite el consumo y venta desde el 17 de octubre.

El modelo propuesto en México tiene similitudes con el uruguayo, por ejemplo en el nombre y funciones del órgano encargado del control o la creación de clubes.

No obstante, en Uruguay sólo se permite el cultivo doméstico de hasta seis plantas, con una producción máxima de 480 gramos anuales, y que las cooperativas tengan de 15 a 45 socios. La portación permitida para consumo personal son 40 gramos, frente a los 30 de México y Canadá.

En Canadá la legislación autoriza a personas mayores de edad a cultivar hasta cuatro plantas de marihuana en su propia casa.

En otros países, como Holanda, se permite parcialmente el cultivo y venta, mientras que en Estados Unidos la marihuana está legalizada en muchos estados, pero no a nivel federal.

El equipo de López Obrador ha señalado que quiere también buscar una legalización de la amapola -con la que se producen opioides- sólo con fines farmacéuticos y bajo control estatal, a fin de beneficiar a pequeños campesinos sin otra fuente de ingresos.

Temas
  • proyecto
  • amlo
  • marihuana