May, en contra de posponer el Brexit

En los casi 500 kilómetros de frontera entre la República de Irlanda -país soberano miembros de la UE- e Irlanda del Norte -una de las naciones constitutivas del Reino Unido- hay cerca de 300 pasos fronterizos por los que transitan libremente alrededor de 30.000 personas al día, según la agencia Bloomberg.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

May, en contra de posponer el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó hoy que posponer la fecha del Brexit no resolverá nada y que solo postergará el momento para la toma de decisiones.

En su comparecencia semanal ante la Cámara de los Comunes, May rechazó prorrogar la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa, que fija en dos años el período de negociación con Bruselas para desprenderse del bloque, tal como le piden numerosos diputados para evitar una salida sin acuerdo.

"Extender el artículo 50 no resolverá nada, porque en algún momento los miembros de esta cámara deberán decidir si quieren una situación de no acuerdo, aceptar un acuerdo o que no haya Brexit", declaró.

Además insistió en que la mejor manera de evitar una salida no negociada es aprobar el tratado que ella negoció con Bruselas, que la semana pasada fue rechazado en la Cámara de los Comunes por amplia mayoría.

Bruselas mantiene una dura posición en las negociaciones y, en tiempos de euroescepticismo, dejó claro que cualquier país que quiera abandonar el bloque enfrentará consecuencias.

Ayer, el vocero de la Comisión Europea (CE), Margaritis Schinas, dijo que es "bastante obvio" que si finalmente se produce un Brexit sin acuerdo el resultado será "una frontera dura".

Irlanda rechazó de inmediato esas declaraciones por temor a que una división en la isla reavive la violencia que durante 30 años los enfrentó con Irlanda del Norte.
Por eso, la CE salió hoy a reafirmar su compromiso con los Acuerdos de Paz del Viernes Santo (1998) y con la salvaguarda que incluye el acuerdo del Brexit para proteger la frontera blanda.

"La Unión Europea está determinada a hacer todo lo que pueda, haya o no acuerdo, para resolver el problema de la frontera y proteger los acuerdos de paz", aseguró Schinas en conferencia de prensa.

En ese sentido, se refirió al plan de emergencia para evitar una frontera dura en la isla, la llamada salvaguarda, a la cual consideró de una "importancia fundamental" para proteger el Mercado Único y la Unión Aduanera comunitarios, informó Europa Press.
Sin embargo, el control para el tráfico de mercancías parece inevitable si el Brexit se consuma el próximo 29 de marzo sin acuerdo.

En los casi 500 kilómetros de frontera entre la República de Irlanda -país soberano miembros de la UE- e Irlanda del Norte -una de las naciones constitutivas del Reino Unido- hay cerca de 300 pasos fronterizos por los que transitan libremente alrededor de 30.000 personas al día, según la agencia Bloomberg.

Londres se comprometió a mantener activa el Área Común de Viaje para los ciudadanos irlandeses, pero los ciudadanos de terceros países deberán cumplir con los trámites de entrada.

May, acorralada por propios y extraños, se aferra a su acuerdo de Brexit con la esperanza de obtener algún gesto de Bruselas, que hasta ahora se mantuvo inflexible.
La primera ministra conservadora está siendo acorralada desde todos los frentes; sus propios correligionarios conservadores se oponen al acuerdo, al igual que los laboristas y los unionistas (DUP) de Irlanda del Norte, que sostienen su gobierno y a los que hoy se sumó Escocia, informó la agencia de noticias EFE.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, también le pidió a May prorrogar la salida y aseguró que si Londres sigue ignorando su voz y sus intereses, podrían buscar la independencia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?