La delegación de Costa Rica recibe a disidentes durante la Celac

Avatar del

dpa

1/2
La delegación de Costa Rica recibe a disidentes durante la Celac

La delegación de Costa Rica recibe a disidentes durante la Celac

La delegación de Costa Rica recibe a disidentes durante la Celac

La delegación de Costa Rica recibe a disidentes durante la Celac

 Miembros de la delegación de Costa Rica que participan en la actual cumbre de la CELAC se reunieron hoy en La Habana con disidentes cubanos, informó la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Renciliación Nacional (CCDHRN).

   El encuentro tuvo lugar en la embajada costarricense, señaló en un comunicado Elizardo Sánchez, el portavoz de la CCDHRN, un grupo ilegal pero tolerado por el gobierno de Raúl Castro.

   Además del embajador, en el lado costarricense estuvo un miembro de la delegación que participa en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). El país centroamericano recibe hoy de Cuba la presidencia pro témpore del bloque regional.

   "Los miembros de la CCDHRN hicimos un informe acerca de la desfavorable situación de derechos civiles y políticos existente en Cuba", según el comunicado. Sánchez acudió a la cita acompañado por otra activista.

   La comisión, el principal grupo no gubernamental dedicado a recopilar datos sobre los derechos humanos desde dentro de la isla, reporta desde hace años la persecución de activistas opositores al gobierno de Raúl Castro.

   El grupo liderado por Sánchez había pedido en días previos reuniones a varias delegaciones que participan en la cumbre, entre otros países a México, Colombia, Chile y Uruguay.

   Hasta ahora "solamente la república de Costa Rica ha respondido positivamente", señaló la CCDHRN.

   Estados Unidos pidió también a los países que asisten a la CELAC que se reúnan con representantes de la "sociedad civil" cubana. Se estima que la mayoría de países ha descartado reunirse con opositores en consideración al gobierno anfitrión.

   El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró el martes que pidió a Cuba que ratifique la convención internacional de derechos civiles y políticos. Ban estuvo en La Habana como invitado de la CELAC.     "Yo espero sinceramente que el gobierno cubano continuará trabajando estrechamente con la comunidad internacional", indicó.     Ban dijo que discutió el tema de los derechos humanos con Raúl Castro, con quien habló también de la necesidad de abrir espacios para el ejercicio de la libertad de reunión y asociación.

   El castrismo no reconoce a la disidencia y no permite la oposición política fuera del Partido Comunista. El gobierno acusa a los disidentes de ser "mercenarios" financiados desde el extranjero para desestabilizar el país.