Kim deja China y crece la expectativa por otra cumbre con Trump

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, dejó ya Beijing con rumbo a Pyonyang, con lo que puso punto final a la visita sorpresa que realizó desde el lunes.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Kim deja China y crece la expectativa por otra cumbre con Trump

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, dejó ya Beijing entre expectativas de que pueda organizarse pronto una segunda cumbre con el presidente de Estados Unidos para hablar de desnuclearización.

El tren blindado de Kim partió de la estación central de Beijíng poco después de las 14 horas local (23 GMT), según informó la agencia surcoreana Yonhap.

La Cancillería china, por su parte, no quiso confirmar ni desmentir la información sobre la marcha de Kim e instó a esperar a la publicación de un "comunicado de prensa oficial" sobre la visita.

Se espera que el tren de Kim, que llegó a la capital china el martes, arribe a Pyongyang mañana.

Como es habitual, la agenda del líder norcoreano no se hizo pública, aunque se descuenta que ayer celebró una cumbre con el presidente chino, Xi Jinping, y que éste presidió después un banquete para Kim, que además cumplía años, y la primera dama norcoreana, Ri Sol-ju.

Medios como Yonhap y el diario hongkonés South China Morning Post afirman que Kim visitó hoy durante una media hora la planta de una empresa de medicina tradicional china y que después almorzó con Xi.

La estatal agencia Nueva China se limitó a señalar, en apenas dos párrafos, que Kim estaba en el país, y la agencia Ansa señaló que en la charla entre mandatarios se habló de economía y el aligeramiento de las sanciones de la ONU.

El de esta semana fue el cuarto viaje de Kim a China en el último año y hace pensar que una segunda reunión entre Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría ser inminente después de que ambos hayan mostrado su voluntad de celebrarla.

Los tres viajes anteriores fueron previos a que Corea del Norte participara en los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Corea del Sur, lo que abrió las puertas al acercamiento entre Pyonyang y la comunidad internacional, y justo después de sus cumbres con el presidente sureño, Moon Jae-in, y con el propio Trump en Singapur.

Desde esa cita de Singapur, en la que Estados Unidos y Corea del Norte acordaron trabajar para la desnuclearización del régimen norcoreano a cambio de que Washington garantice la supervivencia del mismo, el diálogo apenas avanzó, porque no existe una hoja de ruta para el proceso de desarme.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?