Human Rights Watch: La situación en Venezuela "es muy grave y delicada"

El director de la ONG para las Amércias, José Miguel Vivanco, advirtió sobre la escalada de violencia en el país bolivariano entre oficialistas y opositores.
Avatar del

dpa

1/2
Human Rights Watch: La situación en Venezuela "es muy grave y delicada"(AP)

Human Rights Watch: La situación en Venezuela "es muy grave y delicada" | AP

Human Rights Watch: La situación en Venezuela "es muy grave y delicada"(AP)

Human Rights Watch: La situación en Venezuela "es muy grave y delicada" | AP

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, afirmó que la situación en Venezuela “es muy grave” y lamentó que en ese país no haya instituciones democráticas capaces de frenar los abusos, en una entrevista que publica hoy el diario chileno "El Mercurio".

Vivanco dijo además que la coyuntura en Venezuela es también “muy delicada” porque “las autoridades policiales están actuando con brutalidad” durante las manifestaciones antigubernamentales ocurridas esta semana.

“En Venezuela no hay instituciones democráticas capaces de frenar abusos, prevenirlos y castigarlos”, añadió el directivo de HWR, de nacionalidad chilena.

En su opinión, el gobierno del presidente Nicolás Maduro “no expresa indicio de reprobar “ los hechos de violencia, sino que su reacción han sido la “censura” a medios locales como internacionales.

“La reacción ha sido estigmatizar y responsabilizar penalmente a los líderes de la oposición sin contar con pruebas”, aseguró Vivanco, quien tiene prohibición de ingresar a Venezuela desde 2008.

El directivo fue expulsado del país por el entonces gobierno de Hugo Chávez, que lo acusó de haber “ofendido” la soberanía de Venezuela tras un crítico informe de HRW sobre los 10 años del régimen del comandante.

Consultado si desde entonces hasta ahora ha cambiado la situación de los derechos humanos en el país, Vivanco dijo que es “es exactamente lo mismo… Estamos ante una situación de plena concentración de poder y ausencia total de instituciones que fiscalicen el ejercicio de éste”, agregó.

Vivanco sugirió que la “única opción viable” para darle una salida al tema venezolano es “la presencia, la participación y la intervención de la comunidad internacional”, aunque se expresó muy escéptico de que esto ocurra porque la “comunidad regional está muy fragmentada”, dijo.

En su opinión, uno de los organismos llamados a buscar acuerdos es la Organización de Estados Americanos (OEA), que dirige su compatriota José Insulza. Sin embargo, insistió en que es “escéptico” de que ocurra.