Honduras pide a EEUU asumir responsabilidades por el narcotráfico

El nuevo presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, iniciará una ofensiva diplomática con las demás naciones afectadas por el narcotráfico para que se implemente la tesis de la "responsabilidad compartida, pero diferenciada" con Estados Unidos.
Avatar del

dpa

1/2
Honduras pide a EEUU asumir responsabilidades por el narcotráfico(LaPrensa.hn)

Honduras pide a EEUU asumir responsabilidades por el narcotráfico | LaPrensa.hn

Honduras pide a EEUU asumir responsabilidades por el narcotráfico

Honduras pide a EEUU asumir responsabilidades por el narcotráfico

El nuevo presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, denunció hoy la doble moral en el tema del tratamiento de la droga y dijo que mientras en Estados Unidos es un "problema de salud", Honduras y otras naciones centroamericanas "ponemos los muertos".

Hernández, quien este lunes asumió la presidencia del país que es considerado el más violento del mundo con 83 muertes por cada 100.000 personas, según las Naciones Unidas, indicó que de cada diez muertes violentas en el país al menos siete están relacionadas con el tema de las drogas y sus ramificaciones.

En ese sentido, Hernández dijo que iniciará una ofensiva diplomática con las demás naciones afectadas por el narcotráfico para que se implemente la tesis de la "responsabilidad compartida, pero diferenciada" con Estados Unidos y en ese sentido pidió al presidente Barack Obama y al Congreso estadounidense asumir sus responsabilidades.

Asimismo, en su discurso de inauguración de su mandato presidencial Hernández anunció que seguirá haciendo de la seguridad el tema central de su gestión, retando al crimen con su frase "a los delincuentes se les acabó el tiempo" y comprometiéndose a ir de "frente por la libertad" de los ciudadanos.

El nuevo gobernante hondureño se comprometió a profundizar la depuración y certificación de las fuerzas policiales, así como del resto de los operadores de justicia, como son los fiscales y los jueces del poder judicial.

Admitió que "Honduras pasa por momentos difíciles" en materia de seguridad y por ello ordenó inmediatamente a las fuerzas armadas y las policiales a iniciar lo que denominó "Operación Morazán" contra el crimen.

Desde el mismo estadio Nacional, sede de la ceremonia de traspaso presidencial, partieron centenares de soldados y policías a las calles de la capital para iniciar una batalla contra las bandas de criminales que azotan a los ciudadanos.

Hernández se comprometió también a combatir la corrupción en el sector público, otro de los problemas de la sociedad de Honduras, que aparece en el último lugar de Centroamérica en el Índice de Percepción de Corrupción que elabora Transparencia Internacional.

El mandatario ofreció también trabajar con el sector privado para generar empleo a miles de hondureños, el segundo mayor problema del país, de acuerdo a las encuestas realizadas por diferentes firmas. Hernández dijo que creará unos 100.000 empleos durante su gestión.