Historia de animales reclutados para la guerra

Desde ratas para desactivar a minas antipersonales y delfines armados hasta el caso del gato acústico de la Guerra Fría y los burros-bomba de las FARC.
Avatar del

BBC Mundo

1/4
Historia de animales reclutados para la guerra

Historia de animales reclutados para la guerra

Historia de animales reclutados para la guerra

Historia de animales reclutados para la guerra

Historia de animales reclutados para la guerra

Historia de animales reclutados para la guerra

Historia de animales reclutados para la guerra

Historia de animales reclutados para la guerra

En 2013, en Colombia se registraron 359 víctimas fatales de minas antipersonales. Por esa razón,con esa cifra cabalgando año tras año, la policía viene entrenado ratas para que desactiven estos artefactos bélicos en los campos del país sudamericano.

Según Luisa Fernanda Méndez, directora del proyecto Rattus, el hecho de que las ratas sean más pequeñas que los perros las hace más adecuadas para la misión de desactivar este tipo de armamento.

"Son mucho más fáciles de transportar y sostener. Además gozan de un excelente olfato que es casi similar al de los perros policía. Eso es una ventaja", le dijo Méndez a BBC Mundo

Delfines armados

Uno de los animales considerados más inteligentes por el hombre, el delfín, también ha sido utilizado como arma de combate, especialmente por el ejército de los Estados Unidos y la antigua Unión Soviética.

Durante la guerra del Golfo Pérsico, en 1991, se utilizaron para la detección de buzos enemigos y para colocar minas.

Los militares estadounidenses fueron acusados entonces de utilizar a los animales en misiones suicidas, pero el Pentágono declaró que estaban entrenados para dejar el artefacto y después salir de la zona de explosión.

El Acoustic Kitty

Uno de los casos más curiosos de uso de animales en los conflictos sucedió durante la Guerra Fría. Científicos estadounidenses pensaron que una de las mejores formas de espiar a los rusos sería utilizando a los gatos.

En 1961, en medio de la operación bautizada "Acoustic Kitty" (gato acústico), la CIA intentó modificar quirúrgicamente a un felino para que pudiera escuchar las conversaciones que se realizaban en la embajada soviética en Washington. El primer gato que estuvo listo, con una antena ubicada en la cola, se alejó del lugar a buscar comida y nunca volvió.

Después se procedió con mayor cuidado y tras una inversión de US$15 millones y cinco años de entrenamientos, se logró obtener el ejemplar ideal para la misión. Se llevó a la calle frente a un lugar donde se reunirían dos agentes rusos y se dejó allí para que iniciara sus "escuchas" de la forma más natural posible.

Al intentar pasar la calle, el gato fue atropellado por un taxi y murió.

La misión "Acoustic Kitty" fue declarada como un fracaso.

Los burros bomba de la guerrilla colombiana

Los guerrilleros de las FARC han sido acusados de usar en varias ocasiones burros cargados con explosivos para acercarse a posiciones del ejército de Colombia.

Se han reportado varios casos. El 8 de agosto de 2012, en la población de San Andrés de Cuerquia, Antioquia, a un burro le instalaron 25 kilos de dinamita, que fueron activados cuando el animal pasaba delante de un retén militar. En el hecho resultaron heridos tres agentes de la policía.

Y no es una práctica exclusiva del conflicto colombiano. En Afganistán, en abril de 2013, en acción atribuida a los talibanes, militantes cargaron con explosivos a un burro en la provincia de Laghman, detonándolo cerca de un puesto policial.