Habló el cardenal acusado por la renuncia de Benedicto XVI

Tarcisio Bertone, ex secretario de Estado, fue señalado como responsable del "Vatileaks". "No tengo culpas", dijo al diario Il Giornale de Italia.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
Habló el cardenal acusado por la renuncia de Benedicto XVI

Habló el cardenal acusado por la renuncia de Benedicto XVI

Habló el cardenal acusado por la renuncia de Benedicto XVI

Habló el cardenal acusado por la renuncia de Benedicto XVI

El primer aniversario de la renuncia de Benedicto XVI estuvo lleno de narraciones, anécdotas y entrevistas de sus más cercanos colaboradores: el cardenal Tarcisio Bertone y monseñor Georg. El ex secretario de Estado, en una entrevista publicada hoy en el periódico italiano Il Giornale, dice haber tratado de convencer a Ratzinger para que postergara su decisión, pero que solo logró que se retrasara algunas semanas, según lo refleja el Vatican Insider de La Stampa en una crónica del periodista Andrea Tornielli.

"El papa había madurado la decisión desde hace tiempo –indica Bertone–, me habló a mediados de 2012. Sentía el peso de la edad; sobre todo, para gobernar la barca de Pedro y afrontar los desafíos de la Iglesia en nuestro tiempo era necesario, como dijo, el vigor tanto del cuerpo como del ánimo. Este es el motivo fundamental de su decisión. Pensaba en la JMJ de Brasil y decía: no me gustaría hacer este viaje a mi edad". 

"Habría querido anunciarlo antes de Navidad –continuó el cardenal–, pero yo, que era el único que lo sabía, le decía: ´Debe publicar el volumen sobre la infancia de Jesús, no hagamos que cojee este don que hace a la Iglesia´. Estaba trabajando en la encíclica sobre la fe y el Año de la Fe acababa de iniciar; yo trataba de insistir en que postergara... Pero él, después de más reflexiones y oración, tomó la decisión del anuncio en la fiesta de la Virgen de Lourdes".

El cardenal no lo dice, pero se sabe que tanto él como otros colaboradores convencieron al papa para que no anunciara la renuncia haciendo que comenzara inmediatamente la sede vacante, como Ratzinger habría querido, sino que permaneciera en el trono de Pedro otras dos semanas. Fue en ese periodo, entre el anuncio y la efectiva renuncia, que llegaron otros nombramientos, como el del presidente del IOR, Ernst von Freyberg.

Con respecto al IOR y al nombramiento que llegó después de la renuncia, Bertone explica: "Es una coincidencia que salta a la vista, pero la búsqueda del nuevo presidente había comenzado en junio de 2012. Hay un tiempo fisiológico para examinar a las personas profesionalmente competentes, moralmente íntegras y compatibles con la naturaleza de este ente. Antes de Navidad, los cardenales indicaron la decisión que después habría sido publicada. El papa siguió todos estos pasos e intervino al final, cuando aprobó la decisión. Entre otras cosas, conocía a la familia de Ernst von Freyberg".

Bertone rechaza, en cambio, cualquier atribución de responsabilidad en el caso de los “Vatileaks”: "No entiendo qué tendría que enmendar en relación con la fuga de documentos reservados que estaban en la mesa del Papa –afirma. Lamento no haber logrado frenar el escándalo. Con Papa Benedicto compartimos este dufrimiento y debo decir que me sentí apoyado por su confianza. Era un ejemplo de paciencia y de rectitud de juicio. Conociendo bien mi compromiso y mi fidelidad, siempre me defendió. Incluso Papa Francisco, en el primer encuentro en la Capilla Sixtina, después de la elección, me dijo: ´Le agradezco por su fidelidad y su lealtad´".

El cardenal dice que cree que, "por lo menos en parte, las decisiones de Francisco han sido orientadas por la lectura de las conclusiones de la investigación" sobre “Vatileaks”, el documento “top secret” que redactaron los tres cardenales (Herranz, Tomko y De Giorgi), así como "sus conversaciones con Benedicto XVI". Sin embargo, Bertone considera que ese expediente no es "tan determinante" en el actuar de Francisco.

El ex secretario de Estado también subraya la estima de Francisco por los diplomáticos vaticanos: "El papa Francisco aprecia mucho a los pastores y quisiera que todos los que tienen responsabilidad en la Iglesia encarnen la caridad pastoral. Demuestra que estima mucho a los diplomáticos: ha nombrado algunos en puestos importantes de la Curia y ha retomado las audiencias regulares con los nuncios".

Hay que recordar que el viernes pasado Bertone había hablado en una entrevista a TgCom24 sobre la posibilidad de que todavía existan documentos de “Vatileaks” listos para ser publicados; también habló sobre sus memorias, que estaría planeando escribir basándose en su amplio archivo personal, e indicó que no tenía ninguna responsabilidad en las malas gestiones del IOR durante los años anteriores.

Además de las dos entrevistas de Bertone, el primer aniversario de la renuncia de Benedicto XVI estuvo acompañado por tres entrevistas que concedió su secretario particular, monseñor Georg Gänswein (a la Reuters, al Centro Televisivo Vaticano y a Famiglia Cristiana).

Temas
  • Tarcisio Bertone
  • Vaticano
  • Benedicto XVI