Mundo Conflicto mapuche

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia

El papa Francisco se refirió al conflicto en el sur de Chile con los pueblos originarios. Pidió que se respeten los acuerdos que se firman, pero también cuestionó a los violentos.
Avatar del

Edu Gajardo, desde Chile

1/6
Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia(Twitter)

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia | Twitter

La misa arrancó en lenguaje mapuche(Twitter)

La misa arrancó en lenguaje mapuche | Twitter

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia(Twitter)

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia | Twitter

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia(pbs.twimg.com)

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia | pbs.twimg.com

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia(pbs.twimg.com)

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia | pbs.twimg.com

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia(Twitter)

Francisco reconoció "injusticias" y pidió frenar la violencia | Twitter

"No se puede confundir unidad con uniformidad", dijo el papa Francisco en la misa que brinda en La Araucanía y que comenzó con palabras de la comunidad mapuche. "La unidad es una diversidad reconciliada", agregó, justo en una zona donde el conflicto mapuche se ha incrementado en los últimos años.

Por un lado, Francisco pidió que se respeten los acuerdos que se firman con las comunidades originarias, pero, además, criticó la violencia por parte de éstas: "No se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro".

Una particularidad que pudo observarse en el aeródromo de Maquehue, y que ratifica la impronta de los pueblos originarios en la zona, es que los carteles oficiales del evento están escritos en español y mapudungún, el idioma de la comunidad mapuche.

Entre las más de 200 mil personas que se dieron cita en el aeródromo de Padre de las Casas, en las inmediaciones de Temuco, hubo unos 500 militantes de la agrupación Barrios de Pie, identificada con el partido político argentino Libres del Sur, aliados de Alfredo Cornejo en Cambia Mendoza.