Exdiputado investigado por imágenes de niños desnudos se defiende

El exdiputado alemán Sebastian Edathy, sumó una nueva crisis a la coalición de gobierno de Merkel, y se defendió de las sospechas de posesión de material de pornografía infantil.
Avatar del

DPA

1/2
Exdiputado investigado por imágenes de niños desnudos se defiende(http://img.welt.de/)

Exdiputado investigado por imágenes de niños desnudos se defiende | http://img.welt.de/

Exdiputado investigado por imágenes de niños desnudos se defiende(http://img.welt.de/)

Exdiputado investigado por imágenes de niños desnudos se defiende | http://img.welt.de/

 "Considero una monstruosidad la actuación de la Fiscalía", sostuvo Edathy en declaraciones que publica en su edición de hoy el semanario alemán "Der Spiegel".

"(La Fiscalía) No me acusa explicítamente de ninguna conducta delictiva, lo cual, sin embargo, no le impidió mencionar en una conferencia de prensa detalles sobre un comportamiento legal", se quejó el político socialdemócrata caído en desgracia, quien respondió por Internet a las preguntas de la revista.

Edathy, hasta hace poco un político prometedor en el Partido Socialdemócrata Alemán que sobresalió por su labor en una comisión de investigación de crímenes racistas, renunció a su banca poco antes de que la Justicia ordenase un registro de sus viviendas y oficinas en busca de pornografía infantil.

La Fiscalía de Hannover comunicó que Edathy había comprado a través de Internet imágenes de niños desnudos en poses "aparentemente naturales pero todas relacionadas con los genitales" entre 2005 y 2010. Las imágenes de menores sin ropas no están penalizadas en Alemania, siempre y cuando no insinúen actos sexuales.

Las autoridades alemanas habían sido alertadas por las canadienses que destaparon en noviembre pasado una red internacional de pornografía infantil que llevó a más de 300 detenciones y la liberación de casi 400 niños.

"Echarme en cara el hecho de que los registros no hayan arrojado pruebas incriminatorias es igual de increíble (...) No espero que me den un mejor trato que a otros ciudadanos, pero tampoco uno más desfavorable. La Fiscalía se ha metido en un embrollo", afirmó.

Edathy, de 44 años, negó que hubiese destruido evidencias y al mismo tiempo aseguró que no había sido advertido por ningún correligionario del SPD como se sospecha en estos momentos.

"A mediados de noviembre de 2013 hubo informes de prensa sobre una empresa en Canadá acusada de la distribución de material ilegal. Consulté a un abogado al recordar que había recibido hace varios años material de esta supuesta empresa que yo consideraba absolutamente legal", explicó.

La pregunta que ronda estos días en Alemania es cómo llegó a oídos de Edathy que lo podría investigar en momentos en que era un secreto compartido por pocos. Además, las sospechas de que alguien le advirtió cobraron fuerza al hallar la policía en los registros restos de discos duros inutilizados y ordenadores vaciados.

El entonces ministro del Interior, el socialcristiano Hans-Peter Friedrich, tuvo que renunciar el viernes a la cartera de Agricultura después de que se supo que había advertido de ello a la cúpula socialdemócrata con la que los conservadores de Merkel negociaban un nuevo gobierno.

Los líderes de la socialdemocracia negaron haber suministrado la información a Edathy, pero los socios de coalición, las Uniones Demócrata y Socialcristianas de Merkel (CDU/CSU) han alzado la voz para exigir declaraciones juradas de que no hubo infidencias.

El ex parlamentario, que se ilusionaba con conseguir un puesto en el nuevo gobierno de coalición, justificó la renuncia de su banca alegando que adolecía de "síntomas de agotamiento" y señaló que quería evitar la difamación que a pesar de todo sufre en estos momentos.