"Estoy segura de que me matarán": la joven saudita de 18 años retenida en el aeropuerto de Bangkok que huye de su familia

Rahaf Mohammed al-Qunun se encontraba de viaje con su familia en Kuwa. Su objetivo era llegar a Australia haciendo escala en Bangkok. Le confiscaron el pasaporte. Desconfía de su propia familia. 

Avatar del

BBC Mundo

"Estoy segura de que me matarán": la joven saudita de 18 años retenida en el aeropuerto de Bangkok que huye de su familia

"Estoy segura de que me matarán": la joven saudita de 18 años retenida en el aeropuerto de Bangkok que huye de su familia

Una joven saudita de 18 años asegura que está "atrapada" en el Aeropuerto Internacional de Bangkok, Tailandia, tras haber intentado escapar de su familia.

Rahaf Mohammed al-Qunun dice que se encontraba de viaje con su familia en Kuwait y que tomó un vuelo por su cuenta hace dos días. Su objetivo era llegar a Australia haciendo escala en Bangkok.

Pero, según le contó a la BBC, su pasaporte fue confiscado por un diplomático de Arabia Saudita cuando aterrizó en el aeropuerto tailandés, supuestamente tras una alerta de su familia.

Por su parte, la embajada saudita en Bangkok dijo en un comunicado que Rahaf Mohammed al-Qunun estaba retenida por no tener un boleto de regreso y aseguró que el pasaporte está en manos de la joven.

Ella dice que renunció al Islam y que teme ahora que su familia le obligue a volver a Arabia Saudita, en donde será encarcelada "y seguro me matarán cuando salga". 

Este lunes, Rahaf Mohammed al-Qunun se negó a embarcar en un vuelo que debía llevarla de vuelta a Kuwait a pesar de que funcionarios tailandeses se encontraban fuera de la habitación que ocupa en una de las zonas del aeropuerto de Bangkok.

Varios grupos de derechos, incluido Human Rights Watch, han dado muestras de preocupación por el caso de la joven saudita.

"Se ha atrincherado en la habitación y dice que no se irá" hasta que se le permita reunirse con la agencia de refugiados de la ONU y solicitar asilo, dijo en Twitter el subdirector de Human Rights Watch en Asia, Phil Robertson.

El corresponsal de la BBC en Bangkok, Jonathan Head, habló con ella y dice que parecía asustada y confundida.  

Rahaf Mohammed al-Qunun dice que su pasaporte fue requisado en el principal aeropuerto de Bangkok.

Mohammed al-Qunun también dijo que por el momento se encuentra en un hotel en el área de tránsito del aeropuerto.

"Compartí mi historia y mis fotos en las redes sociales y mi padre está muy enojado por ello.... no puedo estudiar ni trabajar en mi país. Quiero liberarme y estudiar y trabajar en lo quiera", le dijo a la BBC.

Viajar al extranjero y obtener un pasaporte son algunas de las cosas que una mujer no puede hacer en Arabia Saudita sin permiso de un hombre. 

La joven también publicó su historia a través de Twitter, asegurando que todavía permanece en el hotel y que no puede salir del aeropuerto al no tener el pasaporte.
 


 El comandante general de la policía tailandesa Surachate Hakparn le dijo a la BBC que cree Mohammed al-Qunun está escapando de un matrimonio forzado.

Sin embargo, también sugirió que la joven no tiene visa para entrar a Tailandia y que la policía denegó su entrada en el país e inició el proceso de deportación a través de la misma aerolínea con la que voló, Kuwait Airlines.

El agente también dijo que no sabe nada sobre la supuesta confiscación del pasaporte.

Phil Robertson, de Human Rights Watch, dijo a través de Twitter que Tailandia está "inventando historias falsas sobre Rahaf Mohammed al-Qunun" y que la joven "nunca tuvo intenciones de entrar a Tailandia", pues se encontraba de tránsito en su camino a Australia.

"Todo indica que Tailandia y Arabia Saudita intentan engañarnos", señaló. 

"Nada que perder"
Todavía no está claro por qué Mohammed al-Qunun necesitaría una visa para Tailandia, puesto que solo estaba de tránsito para su destino final, que supuestamente es Australia.

Los ciudadanos sauditas que visitan Tailandia pueden obtener el visado a su llegada al aeropuerto.

Mohammed al-Qunun declaró en Twitter que decidió compartir su nombre y sus datos personales en la red social porque ya no tiene "nada que perder".

También publicó una foto de su pasaporte "para que sepan que soy una persona real y existo".

El caso de Mohammed al-Qunun recuerda al de otra mujer saudita que estaba de tránsito en Australia en abril de 2017.

Dina Ali Lasloom, de 24 años, volaba a Filipinas. 

Dina Ali Lasloom denunció una situación similar en 2017.

Su intención también era buscar asilo en Australia, pero su familia logró enviarla de vuelta a Arabia Saudita desde el aeropuerto de Manila, la capital filipina.

La joven usó un teléfono de una turista canadiense para enviar un video en un mensaje desde el aeropuerto que publicó en Twitter, asegurando que su familia la mataría si volvía.

Todavía no se sabe qué ocurrió a su regreso. 

Temas