Erdogan: La muerte de Khashoggi fue 'un asesinato premeditado'

El ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Jalid al Falih, admitió durante la conferencia que la muerte de Khashoggi ha generado una crisis en su país. 'Son días difíciles para nosotros', afirmó Al Falih, quien habló de un 'incidente lamentable y repugnante'.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Erdogan: La muerte de Khashoggi fue 'un asesinato premeditado'

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró hoy que la muerte del periodista crítico saudí Jamal Khashoggi fue 'un brutal asesinato premeditado'. Turquía tiene 'pruebas consistentes' de este 'asesinato político', aseguró durante una reunión del grupo parlamentario de su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) en Ankara. Sin embargo, Erdogan no reveló estas pruebas ni entró en detalles como él mismo había prometido hacer al anunciar su declaración el domingo, sino que se limitó a exigir a Arabia Saudí que castigue a los culpables. Además, pidió que los 18 saudíes arrestados en su país sean enjuiciados en Estambul. 'Atribuir este caso a algunos miembros de los servicios secretos y de seguridad no nos satisfaría a nosotros ni a la comunidad internacional', argumentó. Aun así, Erdogan dijo que no pone en duda la honestidad del rey Salman de Arabia Saudí. El jefe de Estado turco no mencionó al príncipe heredero Mohamed bin Salman, de quien se sospecha que está detrás de la muerte de Khashoggi. Los responsables del consulado de Arabia Saudí en Estambul y un equipo procedente de este país planificaron de forma premeditada durante días el asesinato del periodista crítico, afirmó Erdogan. Las autoridades turcas filtraron a los medios de su país y de Estados Unidos desde el primer momento informaciones según las cuales Khashoggi fue torturado, asesinado y descuartizado en el consulado el 2 de octubre por un comando saudí que viajó a Estambul especialmente para ejecutar esta operación. Sin embargo, hasta ahora las autoridades turcas no habían hecho declaraciones oficiales al respecto. Después de negar la muerte de Khashoggi durante días, Arabia Saudí finalmente reconoció el pasado viernes que el periodista disidente murió en el consulado en una pelea a golpes, sin dar mayores explicaciones ni revelar qué fue de su cadáver. Erdogan dijo en su discurso que varios hombres habían llegado a Estambul desde Arabia Saudí un día antes de la desaparición del periodista. El mandatario turco habló de 'tres equipos'. Uno de ellos habría realizado, antes del supuesto asesinato, inspecciones en el Bosque de Belgrado, al noroeste de Estambul, y en el distrito de Yalova de esta metrópolis. El 2 de octubre, los tres equipos habrían llegado de forma separada al consulado entre las 09:50 y 11:00 horas para reunirse allí. El presidente admitió que aún quedan muchas cuestiones sin aclarar. '¿Por qué esas 15 personas, todas están relacionadas con el caso, se reunieron el día del asesinato en Estambul? ¿Por qué se hicieron numerosas declaraciones contradictorias, a pesar de que el asesinato es un hecho? Y ¿por qué aún no se ha encontrado el cadáver', se preguntó. El ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlüt Cavusoglu, propuso hoy una investigación conjunta de Turquía con Naciones Unidas, tribunales internacionales y otras instituciones para esclarecer el caso Khashoggi. Cavusoglu también informó que la fiscalía de Estambul está realizando su propia investigación. El caso Khashoggi ha tenido graves consecuencias para una conferencia internacional de inversores de alto nivel que comenzó hoy en Riad, ya que muchos representantes de gobiernos, inversores y empresarios cancelaron su participación, entre ellos el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, la directora gerente del Fondo Internacional Monetario, Christine Lagarde, y el presidente de la compañía alemana Siemens, Joe Kaeser. El ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Jalid al Falih, admitió durante la conferencia que la muerte de Khashoggi ha generado una crisis en su país. 'Son días difíciles para nosotros', afirmó Al Falih, quien habló de un 'incidente lamentable y repugnante'. noticia_5cdd2126-d6c4-11e8-bd6e-0ef48ab09a3e 'Nadie en el reino puede justificar o explicarlo. Desde la cúpula hasta abajo estamos muy indignados por lo que pasó', señaló el ministro, quien insistió en que el rey Salman ha dejado claro que los responsables serán castigados. También el ministro saudí de Relaciones Exteriores, Adel al Jubair, aseguró hoy durante una visita a Yakarta, la capital de Indonesia, que la casa real saudí se ha comprometido a poner en marcha una exhaustiva investigación para revelar la verdad y que los responsables tendrán que rendir cuentas ante la Justicia. Al Jubair anunció que se implementarán 'procedimientos y mecanismos' para impedir que un caso como este 'jamás vuelva a ocurrir'.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?