En medio de las acusaciones, Maduro celebró una victoria "histórica"

Maduro destacó que "nunca antes" un presidente había sido elegido con un 68 por ciento de los votos.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
En medio de las acusaciones, Maduro celebró una victoria "histórica"(BBCMundo / Getty)

En medio de las acusaciones, Maduro celebró una victoria "histórica" | BBCMundo / Getty

En medio de las acusaciones, Maduro celebró una victoria "histórica"(BBCMundo / Getty)

En medio de las acusaciones, Maduro celebró una victoria "histórica" | BBCMundo / Getty

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, celebró su reelección en los controvertidos comicios de hoy y destacó que obtuvo un 68 por ciento del voto popular, aunque evitó hablar de los elevados niveles de abstención.

Durante un discurso desde el Palacio de Miraflores, Maduro destacó que "nunca antes" un presidente había sido elegido con un 68 por ciento de los votos, frente al 21 por ciento que sacó su seguidor más cercano, el ex dirigente del chavismo Henri Falcón.

"Nosotros estamos obteniendo un récord histórico, nunca antes un candidato presidencial había ganado el 68 por ciento de la votación popular y nunca antes le había sacado 47 por ciento por el pecho al segundo candidato. Knockout, quedó groovy (mareado)", dijo Maduro sobre Falcón, que anunció antes que no reconocerá el proceso.

Maduro criticó a su principal rival y señaló que "al final el pueblo tuvo razón al ponerle el nombre de Henri Falsón" por no haber asumido con hidalguía su derrota. Antes de que se dieran a conocer los resultados, Falcón rechazó los resultados y pidió nuevos comicios.

El mandatario también hizo un llamado para iniciar un nuevo proceso de diálogo para lograr un entendimiento que permita la reconciliación nacional.

"Yo soy de presidente de los que votaron por mí, de los que votaron por los que votaron por los candidatos de la oposición y los que no votaron y yo hoy mismo, domingo 20 de mayo, convoco a una gran jornada de diálogo nacional", destacó.

Según los primeros datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), Maduro obtuvo 5,8 millones de votos, Falcón 1,8 millones, el ex pastor evangélico Javier Bertucci poco más de 925.000 y el ex dirigente del chavismo Reinaldo Quijada 34.614.

Sin embargo, los comicios también destacaron por los elevados niveles de abstención, que según los datos del CNE alcanzaron el 52 por ciento, frente a los comicios de 2012 y 2013, cuando la participación rondó el 80 por ciento.

Gran parte de la oposición había llamado de antemano a boicotear unos comicios que consideraba fraudulentos, en medio de una grave crisis en Venezuela.

Maduro lamentó las divisiones dentro de la oposición y evitó mencionar los elevados niveles de abstención, pero aseguró que incluso si toda la oposición hubiese participado con un candidato unitario igualmente habría ganado la contienda.

"Cada día estamos más unidos, las fuerzas bolivarianas, las fuerzas chavistas (...) Se lo quiero decir claro, si toda la oposición se hubiera unido (y) hubiera asistido a las elecciones unida, hoy estaríamos celebrando nuestra victoria de igual manera", dijo.

Más de 20,5 millones de votantes fueron convocados a las elecciones, que desde el principio estuvieron marcadas por la controversia, al punto que varios países advirtieron que no las reconocerán.

La principal coalición opositora, la Mesa de Unidad Democrática (MUD), declinó participar por considerar que se trata de unos comicios fraudulentos porque fueron convocados por la Constituyente en lugar del CNE, y por estar inhabilitados candidatos y partidos políticos críticos con el Gobierno.

Además, la oposición ha denunciado que en los comicios el oficialismo instaló miles de "puntos rojos" donde se escaneaban los códigos de barras del "carnet de la patria" para verificar quiénes habían asistido a votar. Este carnet es un documento electrónico que tienen 17 millones de los 30 millones de venezolanos y les permite tener acceso a ayudas del Estado.

DPA