Emile Ratelband: el holandés de 69 años que inició una batalla legal para poder quitarse 20 años de su edad natural

Emile Ratelband, un mediático "gurú motivacional", quiere cambiar su fecha de nacimiento del 11 de marzo de 1949 al 11 de marzo de 1969. "Vivimos en una época en la que puedes cambiar tu nombre y tu género. ¿Por qué no puedo decidir mi edad?". 

Avatar del

BBC Mundo

"Cuando estoy en Tinder y digo que tengo 69 no recibo una respuesta", se quejó Ratelband.

"Cuando estoy en Tinder y digo que tengo 69 no recibo una respuesta", se quejó Ratelband.

Con ese planteamiento, un holandés de 69 años se presentó ante una corte en la ciudad oriental de Arnhem y pidió que lo dejen cambiar su edad a 49 años.

Emile Ratelband, un mediático "gurú motivacional", quiere cambiar su fecha de nacimiento del 11 de marzo de 1949 al 11 de marzo de 1969.

Y lo compara con las personas que cambian su sexo en su documento de identidad.

Ratelband argumenta que, según sus médicos, tiene el cuerpo de un hombre de 45 años y se describe a sí mismo como un "dios joven".

Sostiene que se siente discriminado por su edad, que según él afecta sus posibilidades de empleo y también de éxito en la aplicación de citas Tinder.

"Cuando tengo 69, estoy limitado. Si tengo 49, entonces puedo comprar una casa nueva, manejar un auto diferente. Puedo trabajar más", dijo.

"Cuando estoy en Tinder y digo que tengo 69, no recibo una respuesta. Cuando tenga 49 y con mi cara, estaré en una posición de lujo", aseguró.

Escépticos

Sin embargo, los funcionarios judiciales a cargo del caso se mostraron escépticos, señalando que creían que no había un mecanismo legal que permitiera a una persona cambiar su fecha de nacimiento, según indicaron informes locales.

Uno de los jueces le preguntó a Ratelband qué pasaría con los 20 años que él quería borrar.

"¿A quién estaban cuidando tus padres (durante esos años)? ¿Quién era ese niño?".

El año pasado Ratelband describió a través de su cuenta en Facebook cómo había tomado la decisión de iniciar la demanda un día mientras se miraba en el espejo.

Aseguró que no fue porque temía envejecer sino porque quería aprovechar al máximo la vida, por el mayor tiempo posible.

Se espera que el tribunal de Arnhem se pronuncie sobre el caso dentro de cuatro semanas.

BBC

Temas