Embajador chileno pide disculpas por su crítica a la derecha

Se trata del diplomático en Uruguay, Eduardo Contreras, quien acusó a la "ultraderecha" y a los empresarios trasandinos por los atentados del mes pasado en Santiago.
Avatar del

MDZ

1/2
Embajador chileno pide disculpas por su crítica a la derecha(Emol)

Embajador chileno pide disculpas por su crítica a la derecha | Emol

Embajador chileno pide disculpas por su crítica a la derecha(Emol)

Embajador chileno pide disculpas por su crítica a la derecha | Emol

El embajador de Chile en Uruguay, Eduardo Contreras, pidió disculpas públicamente luego de sus declaraciones a un medio de comunicación uruguayo, donde aseguró que los atentados con bombas a las estaciones de subterráneo de Santiago de Chile fueron cometidos por la "ultraderecha y el empresariado" trasandino.

Previamente, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, llamó a consulta a Contreras por sus "desafortunadas declaraciones" y le exigió emitir un comunicado con el pedido de disculpas, aunque no le exigió la renuncia, tal como lo pedían los principales partidos políticos de la oposición.

"Se trata de un hecho lamentable, razón por la cual, hago llegar mis públicas y sinceras disculpas a S.E. la Presidenta de la República y al Ministro de Relaciones Exteriores, por las molestias que involuntariamente se hayan podido ocasionar a raíz de esas declaraciones, así como también a quienes se hayan sentido aludidos o afectados por las mismas", señaló Contreras en el comunicado difundido por medios chilenos como La Tercera.

Sin embargo el diplomático, cuya figura es emblemática por tratarse del primer embajador comunista de Chile tras el último golpe de Estado en 1973, cargó acusaciones contra el periódico uruguayo La Diaria, que reprodujo sus declaraciones: "He solicitado a ese medio periodístico que reconozca y recoja las precisiones y rectificaciones a lo que efectivamente planteé en una conversación estrictamente privada con la periodista autora de la entrevista".

Pero la periodista uruguaya a cargo de la entrevista, Marina González, no cedió ante las exigencias del diplomático chileno al sostener que "la entrevista fue oficial, se coordinó con la embajada y fue hecha con grabadora siempre a la vista y en presencia de un fotógrafo, por lo que no es correcto decir que se trató de una conversación privada"

Las palabras de Contreras se dieron tras el breve diálogo que mantuvo con el canciller chileno Heraldo Muñóz, quien en conferencia de prensa aseguró tener una "profunda molestia por las declaraciones del embajador", aunque dijo que valora "las disculpas públicas que ha hecho a la Presidenta de la República y a todos quienes pudieron haberse visto afectados por sus desafortunadas declaraciones".


Dicho esto, el canciller anunció que "he llamado a informar, a consulta, inmediatamente al embajador Contreras para que me explique en detalle sus desafortunadas declaraciones", según reprodujo la agencia argentina Télam, por lo cual el diplomático llegará a Santiago de Chile en el transcurso de este fin de semana.

En medio de la polémica, el canciller chileno se comunicó ayer con Contreras, a quien le hizo un llamado de atención y le instruyó no realizar comentarios sobre la política nacional y menos sobre un tema que está siendo investigado, como el de las bombas.

Adicionalmente, en esa comunicación se le ordenó a Contreras emitir una declaración en la que se disculpara por lo generado con sus declaraciones, cosa que el diplomático hizo de inmediato.

Aunque existen varios antecedentes de embajadores chilenos que "renunciaron" a sus cargos tras realizar declaraciones "desafortunadas" en medios extranjeros, Muñóz señaló que la decisión de apartar a Contreras de su cargo dependerá de "la evaluación de sus explicaciones" que realizará en persona. Esto se debe a que Contreras es considerado una figura emblemática en los sectores de izquierda, por lo cual su salida podría significar una tensión con el Partido Comunista local (PCC), socio de Michelle Bachelet en el Gobierno trasandino.

Pero la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN), los dos partidos conservadores que forman la alianza opositora al Gobierno, exigieron la dimisión del embajador en Montevideo.

"Nosotros planteamos en el día de ayer que había que pedir la renuncia inmediatamente y las aclaraciones del embajador han sido peores, porque decir que fue una conversación privada para ser desmentido por el medio de comunicación uruguayo, que coordinó la entrevista con la cancillería, que fue grabada, que duró una hora y media es simplemente inaceptable", dijo Ernesto Silva, presidente de la UDI.