El vaticinio: "La economía mundial se apresta a desbarrancar"

Lo dijo el economista argentino Guillermo Calvo al diario uruguayo "El Observador". Fue quien predijo el "efecto Tequila" en México de 1994.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
El vaticinio: "La economía mundial se apresta a desbarrancar"

El vaticinio: "La economía mundial se apresta a desbarrancar"

El vaticinio: "La economía mundial se apresta a desbarrancar"

El vaticinio: "La economía mundial se apresta a desbarrancar"

"Creo que estamos en un momento en que la economía mundial se puede desbarrancar". La frase no es menor y quien la pronuncia, por otro lado, merece atención, atento a su anterior vaticinio cumplido: el efecto "Tequila" de 1994. Lo dijo Guillermo Calvo, un economista argentino de 72 años que reside en Nueva York y que hoy es director del Centro Internacional de Economía de la Universidad de Maryland y presidente  de la Asociación Internacional de Economistas.

Entrevistado por el diario uruguayo El Observador, Calvo adjudicó el posible "desbarrancamiento" económico global "no tanto por la deuda de los países desarrollados ni la crisis europea, sino por el hecho de que Estados Unidos parece estar en vías de recuperación, lo que puede revertir fuertemente el flujo de capitales en las economías emergentes. Esto se puede acelerar ahora que la Reserva Federal ha empezado a cortar el flujo de crédito (el así llamado Quantitative Easing)".

El economista que actualmente se desempeña como profesor de Economía, Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Columbia considera que Brasil y China pueden ser quienes desencadenen la catástrofe. Pero le pone más fichas al gigante asiático.  "A mí -afirmó-  me preocupa más China". 

Consideró al respecto que "la razón es financiera". Calvo explicó que "casi la mitad del crédito en la China hoy día se da a través de shadow banks (sistema bancario en las sombras, no regulado) como los que causaron la gran recesión (o crisis subprime). Recientemente uno de esos bancos tuvo que recibir un salvataje porque estaba a punto de quebrar. Aún no se sabe muy bien quién hizo el salvataje, pero probablemente el episodio no debe haber pasado desapercibido para los otros shadow banks. Esto puede resultar en un frenazo o sudden stop del crédito en China, aunque no caigan bancos". 

>

"Si eso ocurre -indicó- la demanda china puede colapsar, lo que puede generar una fuerte caída del precio de las commodities, como fue el caso luego de (la quiebra de) Lehman. Eso, sin duda, repercutirá muy fuertemente en los productores de commodities. Brasil, Argentina, Chile, Perú y varios otros en la región como Uruguay van a sufrir un fuerte cimbronazo".  

La economía K

Para Calvo, "el kirchnerismo fue muy beneficiado por términos de intercambio muy favorables. Además, y a pesar de que Argentina no tuvo acceso al mercado de capitales, las bajas tasas de interés internacionales generaron un desincentivo a la huída de capitales".

Expresó que "por el lado bueno, hubo intentos de redistribución del ingreso a favor de los más desfavorecidos, pero se hizo de manera muy desprolija. Por un lado, se han hecho transferencias a los sectores más pobres, pero, por el otro, a través de subsidios a la energía, se han hecho aún más fuertes transferencias a las familias más ricas del país. Un pecado mortal fue dejar que el déficit fiscal se saliera de cauce, lo que, junto con el hecho de que el déficit se monetiza casi totalmente, ha sido responsable del aumento sostenido de la inflación".

Agregó que "otro pecado mortal fue el cepo cambiario".  "Eso -afirmó- ha traído dos consecuencias muy malas. Una es que interfiere con la inversión, especialmente la que se origina en el exterior (es decir, la inversión directa externa). Esto ya se refleja en una fuerte caída en la tasa de crecimiento".

Además, consideró que "la otra consecuencia es que el cepo impidió a las firmas extranjeras repatriar ganancias, lo que ha resultado en un aumento significativo de los depósitos bancarios de corto plazo en espera de una oportunidad de huir hacia el exterior. Las cifras son importantes. Algunos estiman que son al menos 5% del PIB. Eso es una bomba de tiempo similar a la que se experimentó en el episodio conocido como el Rodrigazo que tuvo lugar en 1975 (así se le llamó al ajuste que dispuso el ministro de Economía de Isabel Perón, Celestino Rodrigo, que devaluó 160% y causó una fuerte explosión inflacionaria)".

Temas
  • Calvo
  • Economía
  • mundial
  • cepo
  • brasil
  • China