El santo ajuste: Bergoglio elimina el pago de horas extras

Busca evitar despidos entre su funcionariato, juntar fondos para obras y dar señales de austeridad. También quitarán los oropeles de la ropa cardenalicia.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/4
El santo ajuste: Bergoglio elimina el pago de horas extras

El santo ajuste: Bergoglio elimina el pago de horas extras

El santo ajuste: Bergoglio elimina el pago de horas extras

El santo ajuste: Bergoglio elimina el pago de horas extras

El santo ajuste: Bergoglio elimina el pago de horas extras

El santo ajuste: Bergoglio elimina el pago de horas extras

El santo ajuste: Bergoglio elimina el pago de horas extras

El santo ajuste: Bergoglio elimina el pago de horas extras

El Estado Vaticano anunció que suspenderá el pago de horas extra a sus funcionarios. De acuerdo con lo difundido por el portal Religión Digital, esa medida  permitirá el ahorro para causas benéficas y evitar despidos.

>

Cambio de hábitos

Del mismo modo, ya comienzan a conocerse datos de la indumentaria de los nuevos cardenales, que evitarán el uso excesivo de oropeles y esclavinas doradas, según los propios sastres que han confeccionado sus vestiduras.

La reforma de las estructuras económicas de la Curia Romana está siendo examinada porgrupos de expertos privados, con la supervisión de ocho cardenales asesores del papa y otros consejeros, casi todos prelados extranjeros que no forman parte de la maquinaria interna.

El Vaticano deberá moverse al ritmo austero del papa Francisco, quien designó pocos meses después de su elección en marzo pasado una comisión para hacer más eficiente y transparente la administración de la Santa Sede.

Estilo Francisco

Esos objetivos figuran en un documento de puño y letra de Francisco, llamado "Quirógrafo" en la jerga vaticana, en el que pide una racionalización de los gastos, paraevitar el dispendio de recursos económicos, favorecer la transparencia en la adquisición de bienes y servicios, y perfeccionar la administración del patrimonio mobiliario e inmobiliario.

Por otro lado, el estilo personal del pontífice -que le valió el reconocimiento de la revista Esquire al `"Hombre mejor vestido del 2013"- y su mensaje de sobriedad serán puestos a prueba el sábado cuando incorpore a 19 prelados al Colegio de Cardenales, imponiéndoles sus birretes tricornios de seda roja en su condición de "príncipes de la Iglesia".

Para la ocasión jubilosa, los cardenales suelen estar ataviados de púrpura de pies a cabeza, desde el birrete y el solideo hasta las medias, pasando por la muceta, una esclavina de seda.

Pero ante el "papa villero", los tradicionalistas se preguntan cómo se presentarán los nuevos cardenales, que provienen de algunos de los rincones más pobres de la tierra, como Haití, Burkina Fasso y Costa de Marfil.

"Lo que caracterizará este consistorio es el modo en que los cardenales interpreten este atuendo tradicional", afirmó Raniero Mancinelli, que ha vestido cardenales y aun papas desde hace más de medio siglo en su pequeño comercio junto a los muros del Vaticano.

¿Optarán por la indumentaria suntuosa y tradicional favorecida por algunos cardenales del primer mundo? ¿O seguirán el ejemplo del excardenal argentino Jorge Bergoglio, quien según se dice usó una sotana arreglada heredada de su antecesor para su consistorio en el 2001?

"Los cardenales y sacerdotes son mucho más cuidadosos y gastan menos dinero en sus vestiduras", dijo Mancinelli a The Associated Press. "Las mitras recamadas están solamente en las vitrinas. Esta es una consecuencia de Francisco. Quieren demostrar que están en la misma onda pastoral".

Mancinelli, que está muy activo en estos días dando los toques finales a los atuendos encargados por varios de los nuevos cardenales, dice que habrá que ver cuánto encaje llevarán los flamantes príncipes en el roquete, una túnica blanca, que tradicionalmente se tejía a mano -a muy buen precio- pero que ahora se confecciona a máquina. "Este es el efecto Francisco", comentó.

En el 2001, cuando el entonces arzobispo de Buenos Aires fue ordenado cardenal por el papa Juan Pablo II, usó un roquete sencillo con solo dos lazos de encaje bordado.

Otro ahorro podría provenir del material usado para la sotana. En vez de seda y casimir, hoy suelen confeccionarse con material sintético.

"Cuesta menos y dura más", reflexionó el sastre.

Donación a Bolivia

El Vaticano envió a pedido del papa Francisco un cheque por 50.000 dólares para prestar socorro a los afectados por las lluvias en Bolivia, informó hoy Juan Carlos Velásquez, secretario ejecutivo de la organización católica Cáritas.

"Su santidad el papa Francisco se solidarizó con las familias y comunidades damnificadas por las inundaciones, deslizamiento de tierras y otros efectos de las lluvias", dijo.

Velásquez indicó que el dinero donado por El Vaticano será administrado por la Pastoral Social Cáritas del departamento de Beni, el más afectado por las lluvias.

También se supo que varias organizaciones católicas de Europa realizarán donativos especiales para 60.000 familias bolivianas afectadas por lluvias.

"Tenemos la promesa de aportes de las Cáritas española, alemana, suiza y otras entidades católicas que colaboran con la Pastoral Social Cáritas en Bolivia', agregó.

La embajada de Brasil en La Paz, por otra parte, informó que su país apoyará con dos helicópteros Cougar y un equipo de búsqueda y socorro para operaciones humanitarias en el amazónico departamento de Beni, noreste de Bolivia.

"Cada Cougar del ejército brasileño tiene capacidad para 22 pasajeros, y se puede utilizar para el rescate de personas y transporte de alimentos. El primer helicóptero llegará a Trinidad la tarde del sábado y el segundo el próximo martes 25", señala el comunicado de prensa.

También unos 2.200 presos de la cárcel pública de La Paz realizaron el miércoles un ayuno colectivo para recolectar 11 toneladas de alimentos para los afectados de Trinidad y otras ciudades de Beni.

"Un acto humano que expresa gran solidaridad. Los presos de la cárcel de San Pedro se han privado de un día de alimentación para donar a la gente de Beni", señaló Javier Aramayo, director nacional de Régimen Penitenciario.

También se enviará botellones de agua, alimentos y medicamentos para su uso en la cárcel pública de Trinidad, capital del departamento de Beni.

Unas 57 personas murieron por las lluvias que afectaron a 62.000 familias de 147 de 330 municipios de los nueve departamentos de Bolivia en los últimos dos meses.

Temas
  • Vaticano
  • ajuste
  • austeridad
  • papa Francisco