El papa deberá atender los festines sexuales de 30 curas

Miles de páginas publicadas este martes muestran los detalles de los acosos a menores perpetrados por 30 sacerdotes.
1/2
El papa deberá atender los festines sexuales de 30 curas(thestar.com)

El papa deberá atender los festines sexuales de 30 curas | thestar.com

El papa deberá atender los festines sexuales de 30 curas(thestar.com)

El papa deberá atender los festines sexuales de 30 curas | thestar.com

Las víctimas llevaban ocho años luchando para que se conocieran los abusos sexuales perpetrados por varios curas de la Archidiócesis de Chicago y, por fin, lo han conseguido este martes. La mayoría de los actos vejatorios que se explican en las más de 6.000 páginas ocurrieron hace décadas, y muchos de los sacerdotes implicados nunca fueron juzgados, informó el diario ibérico El País.

La acción judicial no tiene precedente en la ciudad y sigue la estela de otras diócesis que muestran cómo la Iglesia Romana Católica ha ocultado los abusos a menores, protegiendo a sus clérigos y evitando reportar estos incidentes a las autoridades pertinentes. La documentación ha sido publicada gracias a un convenio alcanzado entre abogados, víctimas y la archidiócesis.

La documentación se refiere a 30 religiosos, aunque las víctimas han denunciado durante este tiempo a 65, y contienen nuevos detalles y entresijos que narran cómo la tercera archidiócesis más grande de la nación ocultó las acciones de sus curas trasladándolos de iglesia a iglesia para no denunciar su comportamiento.

Los oficiales de la Iglesia Romana Católica creyeron que los abusadores podían ser curados con consejo clínico y algunos obispos actuaron como ciegos dándoles segundas oportunidades y otorgándoles el perdón, según los documentos. Además, en estos se incluyen comunicaciones internas entre miembros de la Iglesia; testimonios acerca de los actos vejatorios concretos; reuniones para hablar de los casos, y cartas de curas arrepentidos, entre otros. No aparece ningún nombre, la información está protegida bajo las leyes de salud mental de EE UU, informa AP.

“Dentro de lo doloroso que puede ser mostrar el pasado, esta acción es parte de la transparencia con la que la Archidiócesis quiere estar comprometida. Pido perdón a todos los que han sufrido por estas violaciones y este escándalo”, explicó el cardenal Francis George, arzobispo de Chicago, cuando anunció en rueda de prensa la semana pasada que la documentación iba a ser publicada. “Esperemos que estos incidentes sean parte del pasado”, concluyó.

“Los incidentes son anteriores a 1988, y no después de 1996”, sostuvo George en una entrevista el pasado domingo. A pesar de sus buenas intenciones, enfatiza el Chicago Tribune, George se ha visto salpicado por este tipo de incidentes durante su mandato. Y hay abusos que ocurrieron después de su nombramiento, en 1997 como arzobispo, que están incluidos en la documentación.

“El problema no es cuándo sucedió el abuso, el problema es cuándo fue denunciado”, ha explicado el abogado Marc Pearlman, que representa a más de 200 víctimas en el área de Chicago, a The Washington Post.

En 2008, el arzobispo, como parte de una demanda civil, admitió haber ocultado tres casos: el del reverendo Joseph Bennett –acusado de abusar sexualmente de dos hermanas entre 1967 y 1973-; el del cardenal Norbert Maday –que fue encarcelado en Wisconsin en 1994 tras acosar sexualmente a dos niños-, y el de David McCormack, que fue declarado culpable en el año 2007 de abusar de cinco niños y cuyo caso propició una disculpa por parte de George y una investigación interna de cómo la archidiócesis respondía este tipo de incidentes.

Mientras que el caso de McCormack no está en los miles de documentos publicados este martes, los de Maday y Bennett sí aparecen mostrando, en más de 500 páginas, cómo el arzobispo respondió a las acusaciones sobre ellos. De acuerdo con los documentos, más de una docena de denuncias recayeron sobre él tras abandonar la archidiócesis.