El argentino que denunció haber sido deportado de Cuba contó los detalles del incidente

Gabriel Salvia intentó participar de un foro por los derechos humanos en la isla de los hermanos Castro pero aseguró que le fue impedido el ingreso. Habló con MDZ Radio.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
El argentino que denunció haber sido deportado de Cuba contó los detalles del incidente

El argentino que denunció haber sido deportado de Cuba contó los detalles del incidente

El argentino que denunció haber sido deportado de Cuba contó los detalles del incidente

El argentino que denunció haber sido deportado de Cuba contó los detalles del incidente

Gabriel Salvia iba al Segundo Foro Democrático de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos que se realizaría como evento paralelo a la cumbre de la Celac en La Habana, pero fue detenido en el aeropuerto José Martí. Allí lo declararon inadmisible y lo mandaron de regreso. Pidió hablar con el Consulado y le dijeron, según su versión: “Llame cuando vuelva a Buenos Aires”.

En diálogo con Marcelo Sisso por MDZ Radio, contó que “ni siquiera legué a Migraciones. Me bajé del avión y en el inicio de la manga había una persona con un walkie talkie y cuando pasé, dio un aviso y a los dos metros de salir de la manga dos militares me pidieron el pasaporte y me pidieron que los acompañara. Me declararon inadmisible”.

Salvia preside el Centro para la Apertura Democrática en América Latina (CADAL) y el encuentro había sido organizado por esa entidad con sede en Buenos Aires, el opositor Arco Progresista de la Isla y los proyectos independientes Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR) y Nuevo País.

Su oganización está registrada en la OEA y viene trabajando en torno a la situación cubana, de ausencia de la libertad de expresión, desde hace años.

Pero en definitiva, Salvia tuvo que volverse, deportado. “Yo traté de argumentar por qué estaba allí, en un encuentro alternativo. Tampoco es un evento en el que se invirtieron grandes recursos, salvo el pasaje ida y vuelta”, contó en MDZ Radio.

>

Sin embargo, subrayó que “mi principal preocupación es lo que le está pasando a la gente allá”, dijo.

Relató que Manuel Cuesta Morúa, el organizador del foro, está detenido incomunicado. “Un evento de derechos humanos en un país que constitucionalmente los viola, es una curiosidad”. Denunció que la presencia del secretario general de la ONU y el de la OEA “están avalando, con su presencia, la represión que existe en Cuba”.

“Hay detenciones domiciliarias y muchos amenazados, a quienes les dicen que después del 30 hagan lo que quieran”, relató el militante argentino. "Cuba -concluyó Salvia- desmerece al resto de las democracias presentes en la cumbre de la Celac porque es un régimen autoritario y dictatorial".