El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

Consideró en un comunicado que el organismo interfiere "en el ejercicio de la libertad religiosa" y "en la enseñanza de la Iglesia Católica".
Avatar del

MDZ, Mundo

1/7
El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

El Vaticano sorprende por su respuesta a las acusaciones de la ONU

Como un baldazo de agua fría llegó a la prensa internacional al respuesta oficial del Vaticano a la censura del Comité de las Naciones sobre los Derrechos del Niño contra la Iglesia, por los abusos cometidos por sus sacerdotes.

En un comunicado, consideró: "La Santa Sede lamenta ver en algunos puntos de las Observaciones Conclusivas un intento de interferir en la enseñanza de la Iglesia Católica sobre la dignidad de la persona humana y en el ejercicio de la libertad religiosa".

La presidenta del Comité de la ONU, Kristen Sandberg, afirmó que al ratificar la Convención sobre los Derechos del Niño, la Santa Sede debe ponerla en práctica en el territorio de la Ciudad del Vaticano y hacer que la cumplan todas las personas e instituciones subordinadas a ella en el mundo.

En declaraciones a la prensa en Ginebra, en las que informó de las observaciones finales de la última sesión del Comité, Sandberg expresó varias preocupaciones con respecto a la Santa Sede, entre ellas el abuso sexual de más de 10.000 niños en todo el mundo.

“La Santa Sede sistemáticamente ha puesto la preservación de la reputación de la Iglesia y la protección de los autores de los abusos por encima del mejor interés de los menores. La Iglesia ha impuesto un código de silencio a los niños y la presentación de informes a las autoridades policiales y judiciales nacionales nunca ha sido obligatoria”, dijo la presidenta del Comité.

Añadió que esas prácticas han contribuido a la permanencia de abusos y a la impunidad de los perpetradores.

Entre otras sugerencias, el Comité recomendó al Vaticano que se compense a las víctimas de los abusos sexuales cometidos por individuos e instituciones bajo su jurisdicción.

Los abusos

Aquí algunos de los escándalos más destacados de los últimos años:

   ESTADOS UNIDOS

En Estados Unidos se desató un gran escándalo en 2002 después de que el diario Boston Globe denunciara el fracaso de la jerarquía clerical en tomar medidas contra un sacerdote acusado de abusar de más de 130 niños durante tres décadas. Ello provocó la renuncia del cardenal Bernard Law como arzobispo de Boston y desató una oleada de nuevas revelaciones.

De acuerdo con grupos de defensa de las víctimas, miles de sacerdotes estadounidenses fueron acusados de abuso sexual. La Iglesia pagó más de 3.000 millones de dólares a las víctimas y al menos ocho diócesis se declararon en bancarrota.

   IRLANDA

En la década de 1990, más de 1.000 víctimas dieron testimonio en Irlanda del abuso de sacerdotes en instituciones infantiles financiadas por el Estado. También trascendieron detalles de maltratos de mujeres y niñas en lavanderías católicas manejadas por monjas.

En 2009, un informe oficial consideró que el abuso sexual y los golpes en las instituciones dirigidas por la Iglesia eran "endémicos".

En una acción sin precedentes, el entonces papa Benedicto XVI se disculpó por "estos actos criminales e inmorales y la manera en que las autoridades de la Iglesia irlandesa lidiaron con ellos".

   IRLANDA DEL NORTE

La Investigación sobre Abusos Institucionales Históricos comenzó audiencias públicas en enero para estudiar acusaciones de abuso sexual, físico y emocional en al menos 13 instituciones de menores, incluyendo católicas.

Se trata de la mayor investigación sobre abuso sexual contra niños en el Reino Unido. Más de 400 personas presentaron demandas sobre casos que se remontan desde 1922. Se espera el reporte final en 18 meses.

   AUSTRALIA

En Australia se abrió una investigación el año pasado en base a acusaciones de que la Iglesia católica escondió evidencias y trasladó a curas sospechados de pedofilia a diferentes jurisdicciones para evitar su procesamiento. Se espera un informe interino este año y un reporte final para fines de 2015.

   AUSTRIA

El cardenal austriaco Hans Hermann Groer dimitió en 1995 por acusaciones de abusar sexualmente de hombres jóvenes. A la luz del escándalo, católicos reformistas fundaron el Movimiento Somos Iglesia, que adquirió carácter global.

   CANADÁ

En 2009 el obispo Raymond Lahey fue arrestado tras hallarse pornografía infantil en su computadora. Pasó seis meses en prisión.

Ese mismo año, el monseñor Bernard Ambrose Prince, amigo personal del papa Juan Pablo II, fue expulsado del sacerdocio mientras cumplía una pena en prisión por abusar de 13 muchachos. Se dice que funcionarios de la Iglesia encubrieron sus crímenes.

   MÉXICO

El mexicano Marcial Maciel Degollado, fundador de la influyente orden conservadora Legión de Cristo, murió a los 87 años en 2008, dos años después de ser separado del ministerio público, en medio de acusaciones de abuso sexual a numerosos seminaristas durante su vida.

Después de su muerte se supo también que había tenido tres hijos con dos mujeres. Maciel era muy cercano al papa Juan Pablo II y la falta de sanciones del Vaticano, que decidió no someterlo a proceso canónico por su edad, generó fuertes críticas a la Iglesia.

   POLONIA

El arzobispo Jozef Wesolowski fue investigado por supuesto abuso sexual de niños mientras se desempeñaba como embajador en la República Dominicana.

Las demandas por abusos sexuales de monaguillos y monaguillas por presunto abuso sexual son habituales en Polonia, pero líderes de la Iglesia no reconocieron el asunto como un problema ampliamente difundido y no se pagaron indemnizaciones.

   BÉLGICA

En 2010 un panel de la Iglesia dijo haber recibido quejas de abuso sexual del clero de parte de 488 personas, con víctimas de hasta dos años. El obispo emérito de Brujas Roger Vangheluwe renunció ese mismo año tras admitir que abusó de un muchacho.

   ALEMANIA

La Iglesia católica alemana dijo a fines del año pasado que pagó unos 6 millones de euros (8 millones de dólares) a víctimas y que recibió unas 1.300 demandas.

   FILIPINAS

Líderes de la Iglesia local se disculparon por presuntos abusos sexuales registrados en 2002. Al menos 200 sacerdotes fueron acusados de mal comportamiento sexual, incluyendo adulterio, homosexualidad y abuso infantil desde 1982 a 2002.

Puntos principales del informe:

Abuso sexual

El informe acusa al Vaticano de violar sistemáticamente la convención que protege los derechos de los niños en el mundo.

Una gran parte se centra en la falta de control por parte de la Iglesia para detener los abusos y el enjuiciamiento de las personas acusadas de abuso sexual.

"El Comité está particularmente preocupado que ante las numerosas alegaciones de abuso sexual, la Santa Sede eligió preservar la reputación de la Iglesia al proteger a los perpetradores de los delitos sobre el interés de los niños".

En los puntos siguientes no solo se reafirma que se eligió preservar el prestigio de la Iglesia Católica, sino que además se advierte que su normativa (el derecho canónico) no tiene previsto ningún tipo de reparación para las personas afectadas por un miembro del clero.

"También existe una preocupación porque a pesar de que la Santa Sede aceptó la responsabilidad de los casos, los siguió tratando mediante la aplicación del derecho canónico, que no contempla la protección, apoyo, rehabilitación y compensación a las víctimas de abuso sexual", señala el informe.

Además el reporte es categórico al rechazar la falta de dureza de la Iglesia con sus miembros cuando los casos salieron a la luz pública y critica el hecho de que altos funcionarios de la institución religiosa, como el cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos, haya felicitado a un obispo por ocultar los abusos y no denunciarlos.

"Con un código de silencio que se castigaba con la excomunión si se rompía, los casos de abuso sexuales nunca fueron reportados a las autoridades de los países donde ocurrieron. Al contrario, el Comité se encontró con casos de felicitación a sacerdotes que se negaron a denunciar a los abusadores, como lo muestra la carta del cardenal Castrillón Hoyos al obispo Pierre Pican en 2001".

El informe también hace referencia al escándalo de los Legionarios de Cristo en México y los prodecimientos utilizados por el padre Marcial Maciel, el fundador de esta institución católica, para abusar de menores.

Falta de información

En la segunda parte del informe, el Comité hace énfasis en la falta de logística y estructura en el interior de la Iglesia Católica para afrontar este problema.

"La Santa Sede no proveyó los datos solicitados por esta oficina en los casos de ventas de niños, prostitución infantiles y casos de pedofilia manejados por la Congregación de la Doctrina de la Fe desde 2001".

Pero lo más grave que destaca el informe en este apartado fue la falta de presión por parte de los altos funcionarios de la Iglesia para difundir la gravedad de la situación.

"En muchos casos, las autoridades de la Iglesia, incluido en la más alta jerarquía del Vaticano, se han mostrado reacias y en algunos casos han rechazado cooperar con las autoridades judiciales y comisiones de investigación", se lee en el informe.

Por eso, una de las recomendaciones del Comité es que se cree una oficina especial dentro del Vaticano para evitar que estas situaciones se vuelvan a presentar en el futuro.

"El Comité le sugiere a la Santa Sede deroge de forma inmediata cualquier norma dentro del derecho canónico que facilite este comportamiento de sus miembros y que favorezcan la impunidad. Además, también recomienda que desarrolle e implemente un completo mecanismo que permita la recolección de información, monitoreo y el cálculo exacto del impacto de estas actividades en los años recientes".

No solo casos de pederastia

Pero el informa va más allá de los casos de pederastia por parte de clérigos católicos y también hace hincapié en delitos como esclavitud de menores que se presentaron en algunos conventos y la incapacidad de reconocimiento de paternidad por parte de los sacerdotes que tienen hijos sin permiso de la Iglesia.

"El CRC también muestra su preocupación por la situación de los hijos de algunos sacerdotes católicos, quienes en la mayoría de los casos desconocen las identidad de sus padres. El Comité encontró que algunas madres obtuvieron un pago regular por parte de la Iglesia Católica para financiar el sostenimiento del menor solo si firmaba una cláusula de confidencialidad".

El informe exigió la expulsión de todas las sacerdotes involucrados en los casos de abuso sexual.

En el caso de los bebes robados, la mayor preocupación de comité es que nunca se hizo una investigación para detener lo que es una clara violación de los derechos de los menores en los conventos donde llegaban mujeres embarazadas por algún tipo de refugio, refiriéndose específicamente al caso de las lavanderas de la Magdalena, en Irlanda.

"La Santa Sede no tomó las medidas necesarias para proteger y brindar justicia a aquellas niñas que fueron arbitrariamente llevadas a este lugar por sus familias. El lugar fue regido por una congregación católica hasta 1996".

No obstante, el informe destaca los avances realizados en los últimos meses por parte del papa Francisco y la creación de un comité de la verdad en agosto de 2013.

Con información de DPA, Vatican News, BBC, Télam y La Stampa.
Temas
  • Abusos
  • Vaticano
  • curas
  • Naciones Unidas
  • niños