Mundo "Mi expresión no fue feliz"

El Papa pidió disculpas por sus polémicas declaraciones en Chile

El Sumo Pontífice dijo que fue un error haber solicitado pruebas a las víctimas de abusos. Sin embargo, insistió en la inocencia del obispo Juan Barros.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/5
El Papa habló brevemente con la prensa en Iquique e hizo declaraciones "poco felices", según admitió hoy

El Papa habló brevemente con la prensa en Iquique e hizo declaraciones "poco felices", según admitió hoy

El Papa pidió disculpas por sus polémicas declaraciones en Chile(ACI)

El Papa pidió disculpas por sus polémicas declaraciones en Chile | ACI

El Papa pidió disculpas por sus polémicas declaraciones en Chile

El Papa pidió disculpas por sus polémicas declaraciones en Chile

El Papa pidió disculpas por sus polémicas declaraciones en Chile(ACI)

El Papa pidió disculpas por sus polémicas declaraciones en Chile | ACI

El Papa pidió disculpas por sus polémicas declaraciones en Chile

El Papa pidió disculpas por sus polémicas declaraciones en Chile

"Hice una herida sin quererlo y esto me ha dolido mucho. Sé cuánto sufren y sentir que el Papa les dice en la cara que le den una carta con la prueba, es una bofetada. Me doy cuenta de que mi expresión no fue feliz, porque no lo pensé", dijo el papa Francisco a la prensa en el vuelo entre Lima y Roma.

Sin embargo, Jorge Bergoglio insistió en la inocencia del obispo de Osorno, Juan Barros, a quien se acusado de haber presenciado los abusos del cura Fernando Karadima a niños, motivo por el que el papa Benedicto XVI echó a este último de la Iglesia "de por vida".

"El caso del obispo Barros lo hice estudiar, investigar, lo hice trabajar mucho. No hay evidencias de culpabilidad y al parecer no se van a encontrar. Ninguno es culpable hasta que no se pruebe lo contrario", expresó Francisco, y admitió que "la palabra prueba me jugó una mala pasada" ante las víctimas de los abusos.

"Hay mucha gente abusada y que no puede traer una prueba, no la tiene. Y que o no puede o a veces la tiene pero tiene vergüenza y sufre en silencio", aclaró, en declaraciones replicadas en distintos medios internacionales cuyos corresponsales viajaron con el Papa desde Perú a Roma.

En ese sentido, especificó que habría sido más correcto hablar de "la certeza moral o la evidencia" de que Barros encubrió al cura pederasta y que si condenase al obispo sin tener esto sería "un delito de mal juez".