El PP ya le encontró sucesor a Rajoy

El joven abogado Pablo Casado fue elegido como titular del Partido Popular, tras la salida del ex presidente del Gobierno de España.
Avatar del

dpa

1/2
El PP ya le encontró sucesor a Rajoy(dpa)

El PP ya le encontró sucesor a Rajoy | dpa

El PP ya le encontró sucesor a Rajoy(dpa)

El PP ya le encontró sucesor a Rajoy | dpa

 El joven economista y abogado Pablo Casado fue elegido hoy nuevo presidente del Partido Popular (PP) como sucesor de Mariano Rajoy, que dirigió la formación conservadora durante 14 años hasta renunciar al cargo el mes pasado tras ser destituido como jefe de Gobierno español.

El ex vicesecretario de Comunicación del PP, de 37 años, consiguió la mayoría de votos de los 3.082 delegados reunidos en un congreso extraordinario del PP en Madrid y superó a la otra candidata, la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, tras una dura campaña marcada por las acusaciones cruzadas y videos difamatorios.

La elección abre una nueva era en el partido más votado de España tras el abrupto final de Rajoy. Casado asume ahora el cargo con tres retos centrales: liderar la oposición al Gobierno del socialista Pedro Sánchez, iniciar la renovación del PP y devolver relevancia a un partido golpeado y dividido.

"Al futuro no se le espera sentado, al futuro se le sale a conquistar", avisó Casado en su último discurso antes de la votación en el congreso extraordinario del PP que lo llevó a uno de los puestos clave en el panorama político del país. "España nos necesita más que nunca, más fuertes y más unidos".

Casado lanzó en su discurso diversos guiños a valores tradicionales del PP, como la defensa de la familia, y prometió la renovación del partido: los dos pilares que hicieron que su candidatura pasara de ser un paso sorpresivo a imponerse finalmente en el congreso de hoy.

"Yo no quiero comentar lo que pasa en España, quiero decir lo que tiene que pasar en España. Tenemos que volver a liderar esta sociedad, lo merecemos", reclamó Casado, que prometió "ilusión, pero también renovación". "Una renovación tranquila, constructiva, de futuro, un cambio de etapa, contando con todos".

A pesar del discurso común contra el populismo, el socialismo y el independentismo catalán, la elección enfrentaba a dos candidatos con proyectos, perfiles y estrategias bien diferenciados.

Sáenz de Santamaría (Valladolid, 1971) estaba considerada desde hacía años como posible sucesora de Rajoy. Avalada por su experiencia como "número dos" de Rajoy y por las encuestas que le otorgaban mejor intención de voto, ofrecía además el atractivo adicional de poder convertirse en la primera mujer al frente del PP.

Del otro lado, Casado (Palencia, 1981) sedujo al aparato del partido con un discurso de mayor renovación y vuelta a las raíces del PP. Ambicioso y orgulloso, cultivó además un perfil más conservador como respuesta a Ciudadanos, la formación liberal que viene robando votos al PP en la derecha.

Casado terminó detrás de Sáenz de Santamaría en una primera votación de afiliados del partido el 5 de julio, pero sumó desde entonces el apoyo de los otros candidatos y su apuesta terminó imponiéndose.

El PP sigue siendo el partido más fuerte del Congreso español como ganador de las elecciones de 2016, que dieron a Rajoy un segundo mandato consecutivo al frente del Gobierno.

El líder conservador fue destituido el 1 de junio por una moción de censura que llevó al Gobierno al socialista Pedro Sánchez y renunció luego a la presidencia del PP, que ocupaba desde 2004.

Sin la figura que vertebraba desde entonces la formación y en medio de una crisis de imagen, el PP comenzó un proceso de relevo en el que por primera vez en su historia implicó a sus bases, llamadas a elegir entre seis candidatos. Casado y Sáenz de Santamaría, los más votados, llegaron al final de la carrera culminada hoy.

El inicio del congreso extraordinario el viernes se convirtió en una despedida y homenaje a Rajoy, que aprovechó para reivindicar su figura y su gestión. "Me voy con la serenidad de que no han sido los españoles quienes nos han retirado del Gobierno ni tampoco mis compañeros de partido", dijo emocionado.