EEUU confirma dos nuevos diplomáticos con problemas de salud en Cuba

En mayo, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, informó en el Congreso de que un funcionario estadounidense había sufrido un episodio similar en China.
Avatar del

DPA

1/2
EEUU confirma dos nuevos diplomáticos con problemas de salud en Cuba

EEUU confirma dos nuevos diplomáticos con problemas de salud en Cuba

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert

Estados Unidos anunció hoy que dos de sus diplomáticos en Cuba han sufrido problemas de salud recientemente, con síntomas como los que antes tuvieron otros 24 y que el país norteamericano atribuye a un ataque.

Se trata de los dos primeros casos confirmados en La Habana desde agosto de 2017, manifestó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado. El número de estadounidenses afectados por estos extraños episodios se eleva así a 26.

"Los dos casos resultan de un hecho puntual a finales de mayo en una residencia diplomática en la que estaban los dos funcionarios", añadió Nauert. Uno de los casos fue confirmado hoy en una evaluación médica y otro el día 21.

Pese a que sigue sin saberse el origen de este tipo de problemas de salud, Estados Unidos continúa calificándolos de "ataque". "Informamos al Gobierno cubano de este ataque el 29 de mayo", indicó Nauert. "El Gobierno cubano nos aseguró que continuará su investigación".

La portavoz del Departamento de Estados insistió en que las autoridades de la isla tienen la responsabilidad, bajo la Convención de Viena, de proteger a los diplomáticos estadounidenses.

El Gobierno de Donald Trump asegura que desde noviembre de 2016, en total 26 diplomáticos que trabajaban en Cuba y familiares sufrieron trastornos de salud por unos ataques de origen desconocido que les causaron pérdida de audición, mareos, zumbidos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultades para dormir, entre otros síntomas.

El Departamento de Esatdo retiró a más de la mitad de su personal de la embajada en La Habana y expulsó a 15 diplomáticos cubanos como medida de reciprocidad.

Washington habló primero de ataques acústicos, pero en enero, el Departamento de Estado admitió que se consideraban otras posibilidades, como un ataque "viral".

En mayo, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, informó en el Congreso de que un funcionario estadounidense había sufrido un episodio similar en China.