Detuvieron a la abuela negacionista del Holocausto

En 2016, fue condenada a ocho meses de cárcel por enviar un escrito al alcalde de la ciudad de Detmold (noroeste de Alemania).
Avatar del

dpa

Detuvieron a la abuela negacionista del Holocausto(dpa)

Detuvieron a la abuela negacionista del Holocausto | dpa

 La destacada negacionista alemana Ursula Haverbeck, de 89 años, fue detenida en su casa de Vlotho, en el noroeste de Alemania, y obligada posteriormente a ingresar en prisión, informaron hoy la Policía y la Fiscalía alemanas.

La mujer, apodada por la prensa germana como la "abuela nazi" y que en varias ocasiones ha negado el Holocausto, debía presentarse hace una semana en la cárcel para cumplir con el fallo dictado contra ella en agosto del año pasado que la condenaba a dos años de prisión sin libertad condicional por comentarios que incitaban al odio en ocho casos.

Más datos: Comunicado de la Fiscalía y de la Policía (en alemán)

La anciana, sin embargo, no se presentó ante las autoridades, lo que motivó que éstas se personasen en su domicilio para arrestarla.

No es la primera vez que Haverbeck se enfrenta a la justicia por sus comentarios, que a menudo banalizan los crímenes cometidos por el Tercer Reich de Adolf Hitler.

En 2016, fue condenada a ocho meses de cárcel por enviar un escrito al alcalde de la ciudad de Detmold (noroeste del país) y un artículo a un periódico en el que señalaba que Auschwitz nunca había sido un campo de exterminio.

Un año antes, la justicia también había dictado contra ella una pena de diez meses de prisión después de haber asegurado en una entrevista en la televisión pública alemana que el "Holocausto era la mayor mentira y la más duradera de la historia".

Además, en otras dos ocasiones fue sancionada al pago de una multa. La octogenaria es una conocida extremista de derechas cuyos simpatizantes a menudo acuden a sus juicios para mostrarle su apoyo.

En Alemania, la apología del nazismo o la negación del Holocausto es un delito castigado judicialmente con penas que pueden ir desde una multa hasta los cinco años de cárcel.