Cuba contra el lavado de dinero y la financiación de Al Qaeda

Modificó la normativa para la lucha contra el lavado de dinero y financiación de terrorismo, en sintonía con las resoluciones de la ONU.
Avatar del

Télam

1/2
Cuba contra el lavado de dinero y la financiación de Al Qaeda

Cuba contra el lavado de dinero y la financiación de Al Qaeda

Cuba contra el lavado de dinero y la financiación de Al Qaeda

Cuba contra el lavado de dinero y la financiación de Al Qaeda

El gobierno de Cuba modificó la normativa para la lucha contra el lavado de dinero y financiación de terrorismo y otros delitos conexos, como el congelamiento de fondos de entidades vinculadas a Al Qaeda. 

La modificación, considerada necesaria a partir de las reformas económicas que implementa el gobierno cubano desde hace más de cinco años, actualiza las normas para la lucha contra el lavado de dinero, la financiación del terrorismo, la proliferación de armas y el movimiento de capitales ilícitos, según publicó hoy la Gaceta Oficial, informó la agencia EFE.

Una de las medidas es congelar "sin dilación y sin previa notificación los fondos u otros activos" relacionados "directa o indirectamente" con personas o entidades con vínculos con el terrorismo islámico de Al-Qaeda y el Talibán.

El congelamiento de fondos está en sintonía con las resoluciones de la ONU que sancionan los vínculos con Al Qaeda y otras listas terroristas, y también se aplicará a personas o entidades identificadas por el Consejo de Seguridad "como terroristas" o "por solicitud de cooperación de terceros países".

>

El Ejecutivo indicó que la nueva ley se plantea ante un escenario de "creciente internacionalización de las relaciones económicas, la ampliación de los sujetos que participan y los desafíos que imponen el uso de las nuevas tecnologías en la
tramitación de transacciones financieras". 

"La creación de compañías, asociaciones y otras formas de administración comercial y públicas exigen que se amplíen y armonicen con los estándares aceptados internacionalmente, las estructuras y procedimientos existentes", argumentó además el Ejecutivo.

La normativa alcanzará a instituciones financieras, oficinas de representación, incluidas las extranjeras, y otras personas jurídicas y naturales del sector estatal y privado, como abogados, notarios, consultores y contables.

El Consejo de Ministros aprobó, por otra parte, la creación de una Dirección General de Investigación de Operaciones Financieras sujeta al Banco Central de Cuba (BCC), que regirá todas las operaciones contra esas actividades.

La lucha contra la corrupción es uno de los desvelos del gobierno de Raúl Castro, que emprendió esta batalla tanto en empresas estatales como mixtas, mientras que en los últimos años varios funcionarios cubanos y extranjeros fueron procesados por variados delitos económicos.