Mundo Cambio de mando en Cuba

Cuba: Miguel Díaz-Canel es el presidente después de 59 años de gobierno de los Castro

El hasta ahora primer vicepresidente cubano, de 57 años, fue el único postulado para suceder a Raúl Castro.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
Cuba: Miguel Díaz-Canel es el presidente después de 59 años de gobierno de los Castro(BBCMundo / Getty)

Cuba: Miguel Díaz-Canel es el presidente después de 59 años de gobierno de los Castro | BBCMundo / Getty

Cuba: Miguel Díaz-Canel es el presidente después de 59 años de gobierno de los Castro(BBCMundo / Getty)

Cuba: Miguel Díaz-Canel es el presidente después de 59 años de gobierno de los Castro | BBCMundo / Getty

Miguel Díaz-Canel fue elegido este jueves presidente de Cuba por la Asamblea Nacional de la isla en sustitución de Raúl Castro, quien se retira del poder tras 12 años en la jefatura del Estado.

Con Díaz-Canel en la presidencia, es la primera vez en casi 60 años en que la isla no está gobernada por un miembro de la familia Castro.

Raúl sustituyó en 2006 a su hermano Fidel, quien estuvo al frente del país desde 1959, inicialmente como primer ministro y, luego, como presidente del Consejo de Estado.

Se espera que el más joven de los hermanos Castro continúe siendo una figura poderosa dentro de la isla, pues conservará hasta 2021 el cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba.

 "Agradezco a todos la confianza que nos ha sido depositada", dijo Díaz-Canel desde el estrado de la Asamblea Nacional al inicio de su primer discurso como nuevo mandatario de la isla.

El sucesor de Castro pidió a la Asamblea posponer la entrega de los nombres del gabinete, aunque sí solicitó aprobar al histórico líder sindical Salvador Valdés como vicepresidente del Consejo de Ministros.

Díaz-Canel dijo que inicia "un nuevo mandato al servicio de una nación que nos enorgullece" y también hizo un gesto a la generación de los líderes revolucionarios.

"Dedicamos el primer pensamiento a la generación histórica. Cuba espera que seamos como ellos", dijo.

Dijo que hoy que el mandato recibido por el pueblo "es dar continuidad a la Revolución cubana en un momento histórico y crucial", marcado por los "avances en la actualización" del modelo económico y social del país.