Bachelet teme por una situación "fuera de control" en Venezuela

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos mostró su preocupación por la muerte de más de una veintena de personas. La oficina de la expresidenta chilena da por válidas las informaciones facilitadas por "fuentes creíbles".

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Bachelet teme por una situación "fuera de control" en Venezuela

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, mostró su preocupación por la escalada de tensiones en Venezuela, especialmente por la muerte de más de una veintena de personas, e instó a las distintas partes a entablar un diálogo con el que evitar una crisis "fuera de control" con "consecuencias catastróficas".

La oficina de Bachelet da por válidas las informaciones facilitadas por "fuentes creíbles" que apuntan al menos 20 muertos "después de ser supuestamente tiroteados por las fuerzas de seguridad o miembros de grupos armados afines al Gobierno" de Nicolás Maduro durante las protestas del martes y el miércoles.

"Cualquier incidente violento que derive en muerte o heridas debería ser sujeto de una investigación independiente e imparcial para averiguar si hay un uso excesivo de las fuerzas por parte de las autoridades o si el crimen ha sido cometido por grupos armados, sean aliados del Gobierno o de cualquier otro bando", reclamó Bachelet.

noticia_1b682b90-201e-11e9-9e97-0ef48ab09a3e

En este sentido, apeló a la contención de las fuerzas de seguridad, recordando que "el Derecho Internacional prohíbe de forma clara e inequívoca el uso excesivo, desproporcionado o indiscriminado de la fuerza".

También expresó su preocupación por detenciones "a gran escala" de manifestantes, después de que se hayan denunciado "bastantes más de 350" arrestos, así como por los posibles registros de propiedades en algunas de las zonas más pobres y movilizadas de la capital venezolana, Caracas, según un comunicado.

Bachelet consideró "vital" adoptar medidas para evitar los "patrones de represión" que el Alto Comisionado detectó tras analizar la ola de protestas de 2017, en las que se detectaron "ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, límites a las libertades de reunión y expresión y registros indiscriminados.

Llamado al diálogo

Bachelet, que no aludió a la reciente autoproclamación del opositor Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela, emplazó a los distintos líderes a entablar un diálogo que permita encontrar una "solución a largo plazo" y solventar la crisis social, política y económica, para lo cual considera necesario que el Gobierno de Maduro deje de perseguir a la disidencia, "incluidos miembros de la Asamblea Nacional".

"Más de tres millones de venezolanos han huido del país, muchos millones más viven en condiciones totalmente miserables", añadió Bachelet, que acto seguido a lanzado una pregunta: "¿Qué más hace falta para que los líderes políticos antepongan el bienestar de sus ciudadanos a sus propios intereses?".

"Esto es una crisis de gobierno y corresponde a los líderes del país poner fin a esta situación desastrosa", dijo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?