Acusaciones cruzadas por el "shutdown" del gobierno norteamericano

Demócratas y republicanos se responsabilizaron entre sí por la falta de acuerdo que llevó al cierre de la administración.
Avatar del

MDZ, Mundo

1/2
Acusaciones cruzadas por el "shutdown" del gobierno norteamericano(La Voz de Galicia)

Acusaciones cruzadas por el "shutdown" del gobierno norteamericano | La Voz de Galicia

Acusaciones cruzadas por el "shutdown" del gobierno norteamericano(La Voz de Galicia)

Acusaciones cruzadas por el "shutdown" del gobierno norteamericano | La Voz de Galicia

 Los demócratas y republicanos se acusaron ayer mutuamente por la falta de acuerdo para poner fin al "shutdown", el cierre de amplios sectores de la administración estadounidense ante la imposibilidad de funcionar por falta de financiación.

El "shutdown" entró en vigor a primera hora de ayer después de que el viernes por la noche fracasaran los intentos en el Senado de aprobar una financiación transitoria de la Administración en los próximos días, después de haberse alcanzado el techo de deuda.

Al alcanzarse el límite de deuda permitida, el gasto queda automáticamente bloqueado si no hay un presupuesto aprobado e impide que continúe gastándose dinero en algunos sectores de la Administración.

La consecuencia es que sectores considerados no esenciales se quedan sin financiación y no pueden seguir operando, lo que se denomina "shutdown". Este fin de semana no tendría grandes consecuencias, que sí serían visibles a partir del lunes.

Una consecuencia este sábado fue el cierre de la Estatua de la Libertad en Nueva York a los turistas. También el Museo de la Inmigración en la vecina isla de Ellis Island cerró sus puertas hasta nuevo aviso, comunicó en Twitter el National Park Service, que administra ambas atracciones turísticas.

Para que el Senado, de 100 bancas, pueda votar sobre el presupuesto transitorio se necesita una mayoría de 60 miembros. Los demócratas se niegan a a apoyar esta mayoría si no se hacen concesiones a la política migratoria.

"Negociar con el presidente (Donald) Trump es como negociar con gelatina", manifestó el senador Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata en la cámara alta en una nueva sesión el sábado.

"Rechazó no uno, sino dos acuerdos bipartidarios viables, entre ellos uno en el que puse su mayor promesa de campaña sobre la mesa", señaló, en referencia al muro en la frontera con México, que Schumer dijo que volvió a mencionar el viernes y fue rechazado.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, acusó por su parte a los demócratas de emplear una "estrategia extorsiva" al empecinarse con el tema migratorio.

El presidente estadounidense, que canceló su viaje previsto este fin de semana a su resort de Mar-a-Lago en Florida, también responsabilizó a los demócratas del fracaso.

"Los demócratas están más preocupados por los inmigrantes ilegales que por nuestro gran Ejército o la seguridad en nuestra peligrosa frontera sur. Podrían haber llegado a un acuerdo fácilmente pero en lugar de eso decidieron poner en marcha la política del 'shutdown'", tuiteó hoy.

Con ello, dijo irónicamente, quisieron hacerle un "hermoso regalo" en su primer aniversario en el Gobierno. Precisamente hoy se cumple un año de su llegada a la Casa Blanca.

Trump se refirió a que los republicanos sólo cuentan con una estrecha mayoría de 51 votos, pero se necesitaban 60 para sacar adelante el acuerdo que evita el "shutdown". Por eso pidió el voto para más legisladores de su partido en las elecciones de medio término que se celebrarán en noviembre.

La portavoz de Trump, Sarah Sanders, dijo que el presidente no negociará sobre la reforma migratoria "hasta que los demócratas dejen de jugar y reabran el Gobierno".

Ante la falta de acuerdo, los senadores acordaron volver a reunirse el domingo. El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnel, anunció que planea someter a votación una resolución en la madrugada del lunes para financiar al Gobierno durante tres semanas.

Uno de los escollos es que los demócratas intentan alcanzar un acuerdo paralelo para evitar la deportación de los denominados "soñadores", inmigrantes jóvenes que llegaron ilegalmente al país siendo niños y a los que la Administración anterior de Barack Obama otorgó protección con el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Trump lo canceló y condicionó su futuro a que el Congreso regulara su situación. Los republicanos se niegan a hacer concesiones en política migratoria a cambio del apoyo para la aprobación de los presupuestos.

En el útimo "shutdown", ocurrido en 2013 con Barack Obama y que duró 16 días, Trump dijo que el presidnete debía demostrar liderazgo en momentos así. "Toda la presión está en el presidente", dijo entonces en la emisora Fox News. "Debe reunir a todos en una habitación y liderar".

dpa