Mundo Lo que hará el nuevo gobierno de Chile

Aborto: en qué se diferencia Piñera de Macri

El flamante presidente de Chile anticipó una ambiciosa política pública para abordar el aborto desde un enfoque integral: apunta a un sistema "poderoso y eficaz" de acompañamiento y ayuda de las mujeres con embarazos vulnerables "para que no se sientan solas y opten por la vida".
Avatar del

Mario Simonovich

1/2
Aborto: en qué se diferencia Piñera de Macri

Aborto: en qué se diferencia Piñera de Macri

Aborto: en qué se diferencia Piñera de Macri

Aborto: en qué se diferencia Piñera de Macri

Un legado que dejó la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet, fue su proyecto presentado en 2015 y aprobado el 3 de agosto de 2017 por el Congreso de Chile, que permite el aborto en caso de violación, como también en los casos para salvar la vida de la madre o inviabilidad fetal.

El 29 de agosto último, Sebastián Piñera afirmó que si resultara efecto presidente de Chile iba a revisar la ley que despenaliza el aborto..

"El concepto de aborto terapéutico es un engaño porque terapia significa salvar y el aborto significa matar", dijo el ahora presidente de Chile en aquella ocasión. "Vamos a revisar esta ley con mucha profundidad y con mucha acuciosidad para ver cómo perfeccionamos nuestra legislación para favorecer siempre la vida de todos, y muy especialmente del niño y la niña que están por nacer, que es una criatura, una persona absolutamente indefensa y totalmente inocente".

Y anticipó la política de fondo que quiere aplicar:

"El Estado va a acompañar a las mujeres vulnerables: las va a ayudar, a apoyar, les va a tratar de resolver sus problemas, las va a hacer que no se sientan solas, para que la mayor cantidad de mujeres posibles que tengan embarazos en circunstancias vulnerables puedan no solamente tener a ese hijo, sino que hacerlo con felicidad y poder formarlo, educarlo, quererlo y transformarlo en una buena persona".


Por otra parte, también tiene previsto poner en marcha un Gran Acuerdo Nacional por la Infancia en el que  -aunque no lo dice explícitamente,  también se propone a dar un abordaje integral al aborto-

Piñera dio a conocer los puntos principales de este acuerdo/plan:

1. Reemplazar al actual Sename (Servicio Nacional de Menores) por el Servicio de Protección de la Infancia y Adolescencia (para hacerse cargo de los niños y adolescentes vulnerables) y el Servicio de Responsabilidad Adolescente (para abordar los casos de adolescentes infractores de la ley).

2. Realizar una inmediata auditoría de la situación de los niños y adolescentes crear un moderno sistema de información y evaluación de la calidad de la atención que reciben los mismos, para así garantizar mejor su seguridad, integridad y salud física y mental.

3. Crear un Sistema de Defensoría de los Niños y Adolescentes vulnerables, para asegurar la calidad del cuidado y protección que reciben. Cuando lo ponga en práctica el presidente chileno es posible que una de sus funciones sea la de  "acompañar y ayudar" a las mujeres que tengan embarazos en circunstancias vulnerables.

4. Aumentar significativamente la subvención que reciben las instituciones colaboradoras del Sename.

5. Privilegiar el rol de la familia creando el Ministerio de la Familia y Desarrollo Social, transformando la actual Subsecretaría de la Niñez en la Subsecretaría de la Familia e Infancia y fortaleciendo la red de familias de acogida y el derecho de los niños de vivir en familia.

6. Modificar la Ley de Adopciones para acelerar y simplificar el proceso de búsqueda de la mejor familia para cada niño, permitir a las familias de acogida la posibilidad de adoptar al niño que ha estado bajo su cuidado y apoyar a las familias adoptivas.

7. Crear un sistema de Alerta Temprana denominado "Alerta Infancia" para identificar oportunamente a los niños en situación de riesgo, como aquellos que desertan de la educación escolar, abandonan el hogar, consumen drogas o cometen delitos por primera vez.

8. Implementar el plan "Todos Aprenden" para niños con mayor dificultad y crear una unidad especial para combatir la deserción escolar.

9. Promover el rol de la sociedad civil en el cuidado y protección de los niños y garantizar el acceso universal a la educación de calidad y a jardines infantiles, a partir del nivel medio menor.

10. Implementar un programa de mejoramiento de la calidad de la infraestructura de los Hogares del Sename. 

En Argentina, Mauricio Macri y algunos de sus funcionarios cercanos  se han expresado a favor de la vida y que del Congreso salga una ley con un abordaje de fondo en el tema aborto. Pero a diferencia del flamante mandatario de Chile, de este lado de la cordillera no hay un plan para concretarlo, sobre todo en lo que antecede al aborto, es decir, a la situación de las mujeres con embarazos vulnerables. El jefe de Estado prefirió que lo decida el Congreso Nacional y el resultado es que, más allá de las opiniones expresadas por legisladores como Federico Pinedo o Esteban Bullrich, la agenda legislativa ha quedado  reducida al debate por el aborto y no a la discusión de una ley para el abordaje de fondo de las mujeres con embarazos en circunstancias vulnerables.


En los últimos días, un grupo de legisladores de varios partidos -entre las que está la mendocina Stella Maris Huczak (Pro)- presentaron el proyecto de Ley de protección integral de los Derechos Humanos de la mujer embarazada y de las niñas y niños por nacer (acceder al documento) que apunta a un abordaje de fondo, como los que quiere implementar Piñera en Chile. Entre otros contempla la creación de un Sistema de Protección Integral de los Derechos de la Mujer Embarazada y de los Niños por Nacer. Para esto prevé un "centro de asistencia" para la mujer gestante en cada hospital público. Para el caso de las embarazadas tras violación obliga al Estado a asumir los costos de la asistencia médica a la víctima, agilizar los trámites si decide dar a la criatura (luego de nacer) en adopción  o bien, otorgarle a la madre una asignación si decide hacerse cargo de la crianza. En tanto, el artículo 7 considera al aborto como un acto de violencia contra la mujer.

Si bien el gobierno de Macri tiene una amplia agenda social, que va desde el Programa Integral contra la Desnutrición hasta la Pensión Universal para Adultos Mayores (que nunca aportaron), su nuevo aliado regional, Sebastián Piñera anticipó que tiene previsto avanzar más en el terreno social al incluir políticas para prevenir y en caso de ocurrir, asistir y acompañar, a las mujeres con embarazos vulnerables/ Fuente consultada: adnradio.cl