Un analista teme que estemos en las puertas de una tercera guerra mundial

Un analista teme que estemos en las puertas de una tercera guerra mundial

El conflicto entre China y Taiwán cobra más fuerza y el mundo ve con tensión y temor el comienzo de un combate de dimensiones globales. El analista internacional, Claudio Fantini, se refirió al respecto.

MDZ Radio

MDZ Radio

La visita de la titular de la cámara de representantes de EEUU, Nancy Pelosi, a Taiwán, provocó una reacción de China y una escalada de tensión que el mundo ve con mucha preocupación, con misiles de prueba que van y vienen. Claudio Fantini, analista político internacional, explicó en MDZ radio el conflicto entre esos dos países asiáticos, que ha generado estos últimos días preocupación por lo que podría ser una tercera guerra mundial.

Fantini contó que a lo largo de la historia hubo muchos picos de tensión entre China y Taiwán, incluso algunos fueron particularmente amenazantes. Los primeros ocurrieron en los años cercanos al triunfo de la revolución de  Mao Tse-Tung en el continente. En el 40', las milicias comunistas pelearon contra las el Gobierno nacional, que había creado la república en 1912, con el liderazgo de Sun Yat-sen. Estos últimos terminaron perdiendo la pulseada y en en el 49 el Kuomintang y su líder, Chiang Kai-shek, se recluyeron en la isla de Taiwán.

"Desde ahí, Chiang Kai-shek proclamó la continuidad de la guerra con la aspiración de retomar el poder el Pekín. Eso motivó algunos picos de tensión. Después, el Kuomintang cambió de posición, en los tiempos del presidente Lee Teng-hui, que fue el primer líder que planteó la independencia de Taiwán. Un enfoque un poco más realista", destacó Fantini.

"Luego hubo más escaladas de tensión, pero ahora hay maniobras navales de una envergadura nunca antes vista y con munición real. Esto se parece a los prolegómenos de una invasión real, es un ensayo de bloqueo militar y de invasión a la isla".

Fantini mencionó que se llegó hasta aquí "porque la presidenta de la cámara de representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitó la capital de Taiwán y eso tuvo como reacción en China estas maniobras gigantescas que parecerían estar preparadas de antemano, a la espera de una oportunidad". 

Es que el viaje de la titular de la cámara de representantes de EEUU fue tomado por China como una provocación. Y, según el entrevistado, "no se entiende por qué Nancy Pelosi dio este paso, siendo que ella es del mismo partido que Biden y que públicamente el Pentágono, la Secretaría de Estado y el propio presidente habían desaconsejado hacerlo".

Se le consultó entonces al analista si hay algún interés de Estados Unidos en Taiwán y Fantini respondió: "Desde la década del 70, cuando Chu En-lai y Henry Kissinger negociaron 'la diplomacia del ping pong', que fue justamente un acuerdo al que se llegó en secreto detrás de un torneo de ping pong que se hizo entre Canadá, EEUU y China; Chu En-lai y Henry Kissinger terminaron en un acuerdo muy importante que desembocó en el abrazo de Richard Nixon con Mao Tsé Tung. Desde entonces Estados Unidos pasó a considerar a Taiwán como una provincia china rebelde. Aunque en los hechos, es un país de facto, independiente, el mundo comercializa con Taiwán". En ese acuerdo, Estados Unidos en los hechos también logró un compromiso de China de nunca resolver unilateralmente y por la fuerza este conflicto. Se debía llegar a la reunificación a través de consensos. 

Argentina tomó posición

Mientras tanto, el Gobierno nacional intervino a través del embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, quien tomó partido y dijo que Estados Unidos provocó a China. "Sabino Vaca Narvaja, en lo referido a Taiwán dice algo que es cierto: en los hechos, Argentina y el resto del mundo consideran a Taiwán una provincia china en rebeldía y no apoyan su independencia, sino el acuerdo de reunificación. Hasta ahí es correcto, lo que no lo es tanto es que esta escalada de tensión comenzó con la visita de Nancy Pelosi. La realidad es que esa visita es también producto de la escalada de tensiones que venía haciendo Xi Jinping sobre Taiwán, que ya alteró las reglas vigentes". 

"Nancy Pelosi alteró la regla de que los funcionarios norteamericanos de alto rango no deben visitar la isla, pero Xi Jinping también lo venía haciendo y de eso no habló el embajador argentino en China", resaltó Fantini.

Interrogantes y tensión mundial

Para el analista el gran interrogante es por qué Nancy Pelosi hizo esta visita oficial a Tsai Ing-wen, siendo que el Pentágono, la Secretaría de Estado y Joe Biden lo desaconsejaban incluso públicamente. "Esto para mi es enigmático, porque no es que Biden no estuviera viendo lo que denuncia Pelosi, pero él venía planteando un orden de prioridades y señalaba que la prioridad en este momento es impedir que Vladimir Putin se salga con la suya en la invasión a Ucrania. Para eso necesita que China no le provea de los armamentos que le está pidiendo el jefe del Kremlin. Y venía lográndolo, China tiene una posición medio ambigua, le dieron dinero para financiación, pero Putin había solicitado unas armas, entre ellos unos drones que son clave para aplastar a las fuerzas ucranianas, y Biden con contacto permanente con Xi Jinping, venía logrando que no accedan a eso. Entonces, en esta instancia, quedan a contramano la razón y el momento".

Consultado sobre si esta invasión china sobre la isla se puede llegar a concretar y cuál es el escenario que se abre, Fantini dijo: "Hasta acá todos los presidentes que hubo tuvieron mucho menos poder que Xi Jinping y fueron más moderados en la conducción internacional, de una China que además era menos poderosa en términos militares, tecnológicos y en peso y gravitación sobre la economía global. Hasta Xi JinpingChina había mantenido una más clara voluntad de entendimiento y de respeto de las reglas implícitas".

Pero Xi Jinping tiene mucho más poder que sus antecesores, "pensemos que no sólo acaba con el límite de los 2 mandatos, sino que el pensamiento de Xi Jinping está puesto en la Constitución. Esto muestra la envergadura que él se otorgó a sí mismo y que logró dentro de la estructura de poder. Xi Jinping plantea cada vez de manera más explícita que va a recuperar el control sobre Taiwán, para la soberanía China".

A Fantini le preocupa que "cada vez se escucha más seguido eso y va creciendo la dimensión de las maniobras navales sobre la isla. En este caso, son maniobras que rodearon la totalidad de la isla y que se parece a un ensayo de invasión. Si eso sucediera, el mundo entraría en un tembladero. Para mi sería la tercera guerra mundial".

Por eso, "es interesante dilucidar qué piensa Xi Jinping, porque tal vez para él el hecho de que Rusia esté haciendo la guerra en Ucrania es la oportunidad, porque la OTAN está concentrada en ese conflicto, que es en Europa Central. A la vez se van insinuando posibles riesgos de nuevos combates, particularmente entre Kosovo y Serbia. Y no sé si está en los planes de Xi Jinping que estalle también un conflicto en los Balcanes, con una Serbia más preparada para enfrentar a la OTAN. Ahí estaríamos viendo un combate de dimensiones globales", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?