Francia endurece las medidas con los que se niegan a vacunarse

Francia endurece las medidas con los que se niegan a vacunarse

Se les prohibirá el acceso a lugar públicos. Aunque ayer se dieron manifestaciones, la mayoría de los franceses apoyan las restricciones.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Francia disparó el ritmo de vacunación y se prepara para enfrentar una semana clave para evitar una quinta ola de la pandemia de coronavirus, aumentando las medidas restrictivas para los no inmunizados.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, aseguró que el ritmo de aumento de nuevos casos "es más fuerte que en olas precedentes" por la aparición de la variante delta.

"Si todos estuviéramos vacunados, el virus no tendría nadie a quien infectar. Pero no hemos llegado ahí", agregó.

Los últimos dos días marcaron más de 10.000 casos diarios, con una tasa de incidencia que subió el 50% en una semana y se teme que a este ritmo se alcancen los 100.000 contagios prontamente.

El lunes pasado, el presidente Emmanuel Macron anunció medidas drásticas para detener los contagios sin cerrar la economía, potenciando la vacunación y volviéndola obligatoria para los sectores de la salud.

Además se exigirá certificado de vacunación o test negativo para ingresar a bares y restaurantes, así como a transportes de larga distancia, centros comerciales y turnos médicos.

Si bien falta la aprobación por parte de la Asamblea Nacional para que las medidas entren en funcionamiento, se descarta que la mayoría que tiene el partido del presidente, La República en Marcha (LREM) permitirá que se voten afirmativamente, aunque no se descartan duras críticas desde la oposición.

Ayer unas 114.000 personas se manifestaron en toda Francia para oponerse a las medidas y criticar la “dictadura sanitaria”. Entre los presentes se encontraba Florian Philippot, dirigente de un pequeño partido ultraderechista escindido de la Agrupación Nacional; Jacline Mouraud, figura destacada del movimiento de protesta de los "chalecos amarillos", y la diputada Martine Wonnner, una psiquiatra expulsada del LREM por sus postulados negacionistas.

Sin embargo, desde los anuncios de Macron, mas de cuatro millones de franceses se anotaron para recibir su dosis. A su vez, las encuestas marcan que el 69% apoya la obligatoriedad de la vacuna y el 62% las restricciones para los que no hayan sido inoculados.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?