El papa Francisco tuvo un gesto inédito y sorprendió a los fieles

El papa Francisco tuvo un gesto inédito y sorprendió a los fieles

Por primera vez utilizó barbijo en público. Fue su reencuentro con los fieles al aire libre tras seis meses de contacto desde su biblioteca. El pontífice se mostró afable con los visitantes y muy crítico con quienes especulan políticamente con la vacuna contra el Covid-19.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El papa Francisco se mostró hoy por primera vez en público con barbijo. Sin embargo, rápidamente se lo sacó antes de salir del vehículo que lo transportaba hacia la audiencia general.

Tras seis meses de realizar las tradicionales audiencias de los miércoles en directo desde su biblioteca privada, el  Pontífice reanudó el encuentro con el público. Eso sí, se limitó la presencia de fieles a unas 500 personas al aire libre en el patio de San Dámaso. 

Luego de quitarse el tapabocas, el papa se desinfectó las manos con gel con la ayuda de su asistente. Además, evitó estrechar las manos y besar a los niños, como hacía en la inmensa plaza de San Pedro antes de la emergencia.

Adepto al contacto directo, Francisco se acercó con jovialidad de los fieles, aglutinados a lo largo de una barrera en lugar de quedarse en sus sillas asignadas, algunos bajando sus mascarillas para saludarlo mejor, otros poniéndole en las manos algún regalo.

Antes de comenzar su catequesis, y después de estrechar la mano a los prelados que participaban en la audiencia, Francisco recomendó sonriendo a la multitud volver “cada uno a su silla para evitar los contagios”.

Desde el comienzo de la epidemia, el Papa parece poco preocupado por su propia salud, apareciendo sistemáticamente sin mascarilla al recibir a sus visitantes en el interior del palacio apostólico, aunque recibe muchos menos grupos que antes.

Francisco criticó a quienes quieren apropiarse de las vacunas y sacar ventajas políticas y económicas de la pandemia del coronavirus que afecta al mundo, y pidió a políticos y sociedades que fomenten el bien común.

El Papa reconoció que “la política a menudo no goza de buena fama”, sin embargo alentó a las sociedades a no “resignarse a esta visión negativa, sino reaccionar demostrando con los hechos que es posible. Es n ecesaria una buena política, la que pone en el centro la persona humana y el bien común”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?