Uruguay: La izquierda ganó en Montevideo y perdió en 13 intendencias

Uruguay: La izquierda ganó en Montevideo y perdió en 13 intendencias

Por séptima vez, el Frene Amplio ganó la capital uruguaya. La coalición centroderechista que llegó al gobierno nacional el 1 de marzo, con Lacalle Pou al frente, ganó 13 intendencias del país.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El Frente Amplio de los expresidentes José Mujica y Tabaré Vázquez se impuso por séptima vez consecutiva en la capital uruguaya, Montevideo. La candidata Carolina Cosse fue elegida por más del 51% de los votos y se transformó en la intendenta electa. Se trata de un bastión clave para el partido de izquierda. Sin embargo, el Partido Nacional logró victorias en 13 intendencias, según cifras preliminares.

El FA obtuvo entre el 50,3% y el 51% de los votos, frente al 40% y el 41% de la coalición centroderechista que llegó al gobierno nacional el 1 de marzo, según las proyecciones de escrutinio de Cifra y La Diaria Datos, las dos empresas que realizaron trabajo de campo este domingo.

Ambas consultoras anunciaron como próxima intendenta de Montevideo a la ingeniera Carolina Cosse, una de las tres candidatas del FA junto con el neurocirujano Álvaro Villar y el ingeniero y exintendente Daniel Martínez.

Los tres se enfrentaron a la economista Laura Raffo, representante de la coalición de gobierno, quien los superó individualmente, pero perdió ante el FA, ya que en estas elecciones gana el candidato más votado del partido más votado. 

Montevideo se consolida así como el bastión de la izquierda: el FA se encamina a su séptimo gobierno consecutivo desde 1990 en la capital, donde vive más de un tercio de la población (1,3 de los 3,4 millones de habitantes).

Si bien los resultados oficiales de la Corte Electoral para Montevideo se conocerán pasada la medianoche, tanto Raffo como Villar y Martínez admitieron su derrota en favor de Cosse, quien ya brindó su primer discurso como intendenta electa.

La ingeniera contó que recibió un llamado de felicitaciones del presidente Luis Lacalle Pou, quien con su asunción el 1 de marzo cortó con 15 años de administraciones frentistas, y aseguró que se reunirán pronto.

De las otras cinco intendencias que tiene el Frente, se prevé que retenga Canelones, el segundo departamento más poblado del país con más de medio millón de habitantes.

Las consultoras pronostican un triunfo holgado de Yamandú Orsi, quien va por la reelección y es considerado una figura de renovación para el liderazgo de la izquierda. Carismático, popular y conciliador, su nombre ya suena como presidenciable para 2024.

Es probable que el FA también gane en Salto y Rocha, mientras aparece más cerrada la definición en Río Negro y Paysandú.

En los 13 departamentos restantes ganarían fuerzas de la coalición de gobierno, liderada por el Partido Nacional (PN) de Lacalle Pou.

Para el politólogo Diego Luján, "si el FA no retiene algunos de los gobiernos departamentales del interior, volverá a ser un partido, no ya montevideano, pero sí metropolitano".

Por eso, para la izquierda "mantener Montevideo es un objetivo central, pero es de mínima", dice a AFP.

"Su desafío es, además, sostener buena parte de los gobiernos que pone en disputa" este domingo.

Uruguay celebró estas elecciones con tapabocas, distanciamiento y alcohol en gel para no echar por tierra su exitoso control de la pandemia de covid-19.

En una jornada gris y lluviosa, votó el 85% de los 2,6 millones de uruguayos convocados a elegir los intendentes (gobernadores) de los 19 departamentos del país, además de alcaldes, concejales e integrantes de las 19 juntas legislativas locales.

Si bien se esperaba cierta abstención de personas mayores por temor al coronavirus, el presidente de la Corte Electoral, José Arocena, dijo que el porcentaje de votación fue similar al de elecciones anteriores.

"Nunca dejé de votar, no iba a (dejar de) hacerlo hoy. Hay que celebrar la democracia", dijo a AFP Estela Mazotti, una jubilada de 83 años que llegó a su circuito electoral en Montevideo con bastón y acompañada de su hija, ambas con barbijo.

Los comicios de este domingo estaban previstos para el 10 de mayo, pero la pandemia de covid-19 forzó su postergación.

Ya con los números de contagios bajo "relativo control", se presentó un protocolo sanitario que exigió el uso de tapabocas y respetar el distanciamiento físico en los centros de votación.

Los funcionarios que trabajaron en las mesas no podían tocar las credenciales cívicas ni los sobres. Las autoridades sanitarias exhortaron a los partidos políticos a evitar festejos con aglomeraciones. Uruguay se destaca por su exitoso control de la pandemia del nuevo coronavirus: registra 2.008 casos y 47 fallecidos por la enfermedad.

Fuente: Afp, Ele Ve, Ambito, DI, Youtube. 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?