Ante nuevos rebrotes, el Reino Unido impone más restricciones

Ante nuevos rebrotes, el Reino Unido impone más restricciones

El gobierno británico aplicará una reducción en los horarios de apertura de pubs y restaurantes, además de limitar reuniones sociales y prohibir actividades deportivas, entre otras medidas.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El gobierno del Reino Unido aplicará nuevas restricciones que se extenderán al menos seis meses y se agregarán a las ya existentes, en un intento más profundo para frenar el rebrote de coronavirus que afecta a ese país europeo que se encuentra en "un peligroso punto de inflexión", según advirtió el primer ministro británico, Boris Johnson.

Entre las medidas, entrará en vigencia una reducción en los horarios de apertura de pubs y restaurantes, un descenso de 30 a 15 de las personas que pueden acudir a los casamientos y la prohibición de los deportes en equipo bajo techo, y extendió la obligación de los tapabocas para el personal minorista y de servicio, así como para los pasajeros en los taxis.

Sin embargo, a pesar de la presión para hacerlo, no habrá una prohibición total para que integrantes de dos domicilios diferentes se reúnan, ya sea en privado o en un pub o restaurante, a excepción de los 13,7 millones de personas que ya están bajo confinamiento local. Asimismo, se postergó sin fecha el regreso del público a los estadios en los partidos del fútbol profesional, que estaba previsto para el 1 de octubre próximo.

"Nunca en nuestra historia, nuestro destino colectivo y nuestra salud colectiva han dependido tan completamente de nuestro comportamiento individual", afirmó Johnson en su mensaje a la nación televisado esta noche, en la hora de mayor audiencia. "Tenemos que evitar volver por el camino" del confinamiento general como ocurrió en marzo, subrayó, pero advirtió que se "reserva el derecho de ir más allá" si "la gente no sigue las reglas" y no se logra reducir el ritmo de los contagios.

Dijo que las restricciones podrían estar vigentes durante al menos seis meses más, advirtiendo que el virus podría durar incluso más tiempo. También instó a los británicos a que intenten trabajar desde sus domicilios, dando un giro a su recomendación de un par de semanas atrás, que pedía que volvieran nuevamente a sus lugares de trabajo para fomentar el consumo en los negocios que rodean las oficinas.

"El Reino Unido se encuentra en un peligroso punto de inflexión y debe actuar", dijo Johnson a los parlamentarios. "Si no actuamos juntos ahora, no solo ponemos a otros en riesgo, sino que ponemos en peligro nuestro propio futuro con una acción más drástica que inevitablemente nos veremos obligados a tomar", alertó.

De esta forma, a partir del jueves, los lugares de ocio en Inglaterra estarán obligados por ley a cerrar entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana. Eso incluye pubs, restaurantes, cines, salas de bingo, negocios de comida rápida y para llevar, que podrán realizar entregas pero no podrán tener clientes dentro de los locales.

Si bien las medidas anunciadas son solo para Inglaterra, se espera que varias de ellas se impongan también en Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Ayer, los principales asesores del Gobierno, Chris Whitty y Patrick Vallance, advirtieron que las infecciones se están duplicando aproximadamente cada siete días y dijeron que si eso continúa, a mediados de octubre se alcanzarán los 50.000 casos por día, lo que podría provocar más de 200 decesos diarios para noviembre.

El número de infecciones se duplicó en el Reino Unido en las últimas semanas, hasta alcanzar un promedio de unas 4.000 por día. Es el país que más muertes por el virus tiene en Europa: supera las 41.870.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?