Abuela de 103 años se tatúa por primera vez para celebrar el fin del aislamiento

Abuela de 103 años se tatúa por primera vez para celebrar el fin del aislamiento

Dorothy Pollack decidió cumplir una lista de deseos al salir del confinamiento del asilo de ancianos. Entre ellos tatuarse.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Dorothy Pollack, de 103 años, pasa sus días revisando su lista de deseos. Su primera aventura fue tatuarse una rana en honor a lo único que ama más que la cerveza y las hamburguesas.

El pasado 16 de junio, Pollack celebró su cumpleaños en un asilo para ancianos ubicado en Muskegon, Michigan, donde pasó meses aislada por la pandemia de coronavirus. "El covid-19 la tuvo en prisión durante meses", dijo a CNN Teresa Zavitz-Jones, su nieta, haciendo referencia a la situación de aislamiento de su abuela en el asilo.

"La enfermera del lugar dijo que estaba terriblemente deprimida y que necesitábamos sacarla. No podíamos verla, así que no teníamos ni idea de cómo se encontraba realmente. Ella tiene una pérdida auditiva extrema, por lo que las llamadas telefónicas no fueron útiles", contó Zavitz-Jones.

Semanas después de que le dieran de alta en el hogar, de repente, Pollack decidió que quería hacerse un tatuaje. "Fue muy emocionante porque hace años mi nieto quería que yo me hiciera uno y no lo hice", contó Pollack a CNN. "De repente, decidí que me gustaría tener uno. Y si pudiera, una rana. Porque me gustan las ranas".

abuela tatuaje

Muy segura con su decisión Pollack se arremangó y se sentó pacientemente mientras le hacían el tatuaje. "Se portó como una campeona. Ni siquiera la vi hacer una mueca de dolor. Tal vez una vez hizo una mueca de dolor", indicó a CNN Ray Reasoner Jr., quien tatuó a Pollack en A.W.O.L. Custom Tattooing en Muskegon. "Estaba tan emocionada. Fue una experiencia increíble. Si alguien de más de un siglo te dice que hagas algo por él o ella, tienes que hacerlo". Dorothy es una de las personas más longevas que ha tatuado este profesional de los tatoos.

abuela tajutaje

Pero esto no termina aquí, la lista de deseos de la abuela continúa. Pollack decidió cumplir otra experiencia: dar un paseo en motocicleta.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?