Cierre de playas y restricciones drásticas en Florida por contagio de coronavirus

Cierre de playas y restricciones drásticas en Florida por contagio de coronavirus

Restaurantes y hoteles en apuros tras la escalada de infectados, que aumentan de a miles día a día.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Tras flexibilizar las medidas sanitarias que tenían a las playas de Florida clausuradas desde el mes de marzo pasado, los hoteles de ese estado comenzaban a sentir un alivio y veían la posibilidad de una recuperación que esperaban que se concrete con la celebración del 4 de julio, sin embargo, desde el anuncio del nuevo cierre de las playas por los aumentos en los casos de coronavirus, en Miami Beach, la situación no solo aleja a los huéspedes, sino que caen por tierra las expectativas de los hoteleros.

Bernardo Naval, gerente del Riu Hotel, asegura que el anuncio sobre el cierre de las playas para esa fecha les afecta en gran manera.

El cien por ciento del turista que estamos recibiendo, dado el cierre de fronteras, es turismo local, teníamos muy buenas previsiones, pero desde que salió lo del cierre de la playa, de la noche a la mañana, hizo que perdiéramos más de un 40% de las reservas”, dijo Naval a la Voz de América.

Con la llegada del fin de semana del 4 de julio, muchos habían planeado pasar estos días en las playas del sur de la Florida. Sin embargo, el gobierno del condado de Miami-Dade notificó que las playas estarán cerradas desde el 3 de julio al 7 de julio, al igual que los parques. ¿Con qué intención? Evitar las multitudes de personas en las calles.

Es la misma decisión que han tomado los otros alcaldes de los condados de Monroe, Broward y Palm Beach, también en el sur de la Florida, ante la posibilidad de que llegaran multitudes a esas playas.

Miami-Dade y Broward también han puesto en marcha una norma que obliga a toda la población a llevar mascarilla en los lugares públicos, incluso si uno pasea por la calle.

En Miami Beach las tiendas de licores solo podrán abrir hasta las 8:00 pm y los restaurantes hasta las 12.00 pm. Entre las 12.30 am y las 5 am, habrá un toque de queda y nadie podrá estar en la calle.

La celebración del 4 de julio, día de la independencia de Estados Unidos, es una de las celebraciones más populares en ese país. Millones de personas utilizan el fin de semana largo para poder celebrarlo en playas, parques u otras zonas públicas donde, usualmente, son lanzados fuegos artificiales en la noche.

Por lo tanto, parece que será un fin de semana del 4 de julio bastante atípico: Sin fiestas ni celebraciones, al menos en lugares públicos.

Y es que las autoridades creen que si no se evitan las congregaciones, el número de contagios se podría disparar aún más, por lo que la crisis sanitaria se agudizaría y los hospitales podrían no dar abasto.

Mientras tanto, algunos turistas siguen entrsndo en la zona de Miami Beach y alojándose. En Ocean Drive, la avenida más emblemática de South Beach, continúan llegando visitantes, la mayoría procedentes de otros puntos de Florida.

“Había reservado el hotel y pensaba que con esto de la nueva normalidad no habría problema, pero justo acabo de enterarme que habrá restricciones de nuevo y que las playas estarán cerradas”, lamentó María, una joven puertorriqueña que vive cerca de Orlando y que había manejado durante 4 horas para pasar el fin de semana con unos amigos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?