La contaminación atmosférica alcanza su máximo histórico

La contaminación atmosférica alcanza su máximo histórico

El observatorio de Mauna Loa (EE.UU) registró en el último mes un récord de dióxido de carbono en la atmósfera. La cifra es inédita y demuestra que ni siquiera con la cuarentena se consigue frenar la tendencia.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El registro mensual de concentración de CO2 alcanzó su máximo histórico en mayo, mostrando que en términos ambientales la Tierra está ingresando en zonas desconocidas. Así lo comprobó el observatorio Mauna Loa (Hawaii, EE.UU), que midió un nivel promedio de 417.1 partes por millón.

Aunque se esperaba que la pandemia de covid-19 causara un efecto benéfico sobre la calidad del aire, la cifra de este mes supera a todas las anteriores.

El meteorólogo Mario Picazo -que trabaja en The Weather Network y es profesor de meteorología en la Universidad de California- comentó que "aunque la reducción de emisiones ha sido dramática en marzo, abril y mayo, no parece ser una tendencia a largo plazo. Cómo evolucione esta curva ascendente durante los próximos meses y años está enteramente en manos de la Humanidad".

Basura en el aire

Picazo comentó por las redes que el índice de dióxido de carbono representa "la basura" que se acumula en el aire. Los combustibles fósiles, la deforestación y los efectos de la economía extractiva en general producen estas consecuencias que, desde la visión de organizaciones como Greenpeacesolo cambiarán si las emisiones se modifican de modo estructural. Es decir, si se cambian las matrices de producción y la relación con el ambiente.

Impactante foto que muestra el deshielo en zonas polares. Twitter: @picazomario

Cabe aclarar que, más allá de las mediciones del último mes, la pandemia de coronavirus sí produjo que la media anual de CO2 en la atmósfera fuera menor este año respecto al anterior. Una posible conclusión es que la merma tiene que ver con un freno en la economía mundial.

Y el CO2 es un indicador importante. Es uno de los gases que produce el efecto invernadero y, por tanto, el calentamiento global. La Tierra lo elimina con el tiempo, pero no si se produce un alza abrupta como la que se registra en las décadas recientes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?