Jair Bolsonaro participó de una manifestación y criticó el distanciamiento social

Jair Bolsonaro participó de una manifestación y criticó el distanciamiento social

El presidente brasileño aprovecho una manifestación en su apoyo y sostuvo que el 70 % de la población va a enfermar de COVID-19 y que la población quiere trabajar.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Acompañado de 11 ministros, el presidente brasileño Jair Bolsonaro, participó de una manifestación en su apoyo y destacó la presencia de sus seguidores pese a las medidas de evitar aglomeraciones de los gobiernos regionales, mientras Brasil se convirtió en el cuarto país más afectado del mundo.

Durante media hora acompañó a los manifestantes, evitando contacto físico y usando tapabocas, si bien se acercó al público y cargó a dos niños.

Bolsonaro es escéptico respecto a la gravedad de la pandemia y ha calificado a la COVID-19 como “gripecita” y no deja de participar en actos masivos, pese a las recomendaciones de la OMS y de sus propios ministros de Salud que terminaron despedidos o renunciando. Además de esa crisis política, se le sumó una investigación de la Fiscalía por supuesta interferencia política en la Policía Federal.

Este día, Bolsonaro participó del encuentro junto a 11 ministros y dos de sus hijos.

Entre los ministros presentes estaban los de Justicia, André Mendonça; Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo; Educación, Abraham Weintraub; Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes; Energía, Bento Albuquerque; Ciudadanía, Onyx Lorenzoni; Agricultura, Tereza Cristina; Secretaría de Gobierno, Luiz Eduardo Ramos; y el Secretario General de la Presidencia, Jorge Oliveira.

Además, volvió a criticar las medidas de distanciamiento social adoptadas por los Gobiernos regionales y municipales y defendió la normalización de las actividades.

“La población quiere trabajar para colocar comida en la mesa”, afirmó el jefe de Estado en una transmisión por redes sociales.

Bolsonaro tiene una dura disputa con los gobernadores de la mayoría de los estados brasileños, que han impuesto medidas de distanciamiento social, cierre de escuelas y comercios y restricciones en el transporte, entre otras medidas.

Para el presidente es más preocupante la paralización del país, que ya prevé una recesión histórica y millones de desempleados. Además, afirmó que la COVID-19 “va a contagiar al 70 % de la población tarde o temprano” y “va a matar mucha gente” sin importar las medidas de distanciamiento que se adopten.

“El Gobierno ha dado todo su apoyo para atender a las personas que contrajeron el virus y esperamos librarnos de ese problema en breve, para el bien de todos. Brasil, con seguridad, volverá más fuerte”, dijo.

Esta no es la primera oportunidad en la que Bolsonaro participa de manifestaciones similares y ha recibido duras críticas al respecto. En oportunidades anteriores había carteles que llevaba la multitud solicitaban el cierre del Congreso y de la Corte Suprema, así como la intervención militar. Por su parte el presidente comentó que hoy fue “una manifestación pura de democracia. Estoy muy honrado con eso. Sin ningún letrero agresivo a quien quiera que sea. No hay ningún letrero ni ninguna bandera que atente contra la Constitución, contra el Estado Democrático de Derecho”. Sin embargo, miembros de distintos medios informan que antes de que llegara Bolsonaro, la seguridad solicitó que se retirar carteles con críticas al Congreso y la Corte.

 “Es gratificante y un honor para mi Gobierno y mi Gabinete recibir una manifestación de apoyo de éstas. Eso nos fortalece en la búsqueda para conseguir medios no sólo para combatir ese virus, que nos preocupa a todos, sino también de días mejores para nuestra población. Merecemos algo mucho mejor para nuestro Brasil”, agregó el presidente brasileño.

Bolsonaro esta semana ordenó la apertura de gimnasios y salones de belleza por considerarlos esenciales.

Por este motivo presentó su renuncia el ministro de Salud, Nelson Teich, que había asumido el cargo 28 días antes. El antecesor de Teich, Luiz Henrique Mandetta, un férreo defensor de las medidas de distanciamiento social, fue destituido el mes pasado.

Se estima que los contagios y muertes aumentarán en forma exponencial en el país y que el pico se producirá en las próximas semanas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?