¿Salió hoy eso? ¿Fue ahora? El ministro de Salud de Brasil no conocía las nuevas medidas

¿Salió hoy eso? ¿Fue ahora? El ministro de Salud de Brasil no conocía las nuevas medidas

El jefe de Estado brasilero decretó la reapertura de gimnasios y peluquerías en su país, evidentemente sin consultarlo con su ministro de Salud, Nelson Teich, que se enteró durante una conferencia de prensa, quedando muy en evidencia la falta de articulación y de trabajo en equipo.

Nicolás Attias

Sin dudas que si alguien quiere hacer política en Latinoamérica tiene que tener talento para improvisar. Pero hoy más que nunca esta debe ser una de las caracteristicas de quienes trabajan con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

El jefe de Estado brasilero decretó la reapertura de gimnasios y peluquerías en su país, evidentemente sin consultarlo con su ministro de Salud, Nelson Teich, que se enteró durante una conferencia de prensa, quedando muy en evidencia la falta de articulación y de trabajo en equipo.

La reacción del ministro Teich, un médico y empresario del sistema privado que asumió en reemplazo del desplazado Luiz Mandetta, dejó al descubierto su exclusión en la toma de decisiones sanitarias, pese a que el decreto cita al Ministerio de Salud como fuente de consulta para habilitar nuevas actividades.

Lo cierto es que si esto sucediera en Argentina, ya tendríamos las redes inundadas de memes y siendo tendencia en tuiter

"¿Ese decreto salió hoy? ¿Fue ahora? No tuvimos nada que ver, es decisión del presidente", expresó Teich al enterarse de la apertura de algunos servicios.

El decreto de Bolsonaro define como servicios esenciales a: gimnasios, barberías y salones de belleza. El mismo fue rechazado por gobernadores e intendentes que mantienen una cuarentena estricta, y a su vez se apoyan en la decisión de la Corte Suprema que les dio la potestad de no aplicar las medidas federales.

Si bien la medida es de carácter federal, unilateral y no afecta directamente a los estados, genera gran presión frente a los comerciantes que reclaman retornar a las actividades.

Los gobernadores de Ceará, Bahia, Río de Janeiro y Pará fueron los primeros en rechazar el decreto y en anticipar que no lo aplicarán, en base a la autonomía otorgada por el Supremo Tribunal Federal para enfrentar la pandemia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?